Una biblioteca móvil recorrerá en abril y mayo los pueblos más pequeños de la provincia para fomentar la lectura entre los mayores de 65 años. Así lo anunció ayer la vicepresidenta segunda de la Diputación de Málaga, Margarita del Cid.

La iniciativa, enmarcada en el Plan Contra la Soledad de la institución provincial, nace con el «propósito de mejorar o fomentar los hábitos de lectura entre las personas mayores», explicó Del Cid, quien informó de que una furgoneta azul recorrerá los municipios y una vez estacionada desplegará una biblioteca ambulante y gratuita.

La biblioteca ambulante comenzará su ruta mañana miércoles, 14 de abril, en Casarabonela, y continuará por Alozaina, Yunquera y El Burgo en su primera jornada, si las condiciones meteorológicas lo permiten. «Son numerosos los beneficios que aporta la lectura. Sobre todo ahora que es imprescindible pasar mucho tiempo en casa con motivo de esta crisis sanitaria, la lectura se puede convertir en el mejor aliado, en un plan alternativo de ocio, que ayuda a ocupar el tiempo libre. Una forma de combatir la soledad y de mantener la mente activa», afirmó Del Cid.

Los mayores de 65 años de los 87 pueblos menores de 20.000 habitantes que se acerquen a esta biblioteca sobre ruedas podrán retirar gratis el libro que más le interese.

Según las encuestas de hábitos de lectura, los índices descienden de forma preocupante con la edad. Por ello, este proyecto quiere fomentar la lectura entre los mayores de 65 años que, frente a otros grupos de lectores, disponen de una gran ventaja: tiempo para leer.

1.800 obras populares

Para ello, la Diputación ha adquirido más de 1.800 obras muy populares como Patria, de Fernando Aramburu, La leyenda del ladrón, de Juan Gómez-Jurado, Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro, o El Capitán Alatriste, de Arturo Pérez Reverte, entre otros, a las que se sumarán «1.400 libros editados por el Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga y el Centro del 27, relacionados con nuestro folklore, costumbres populares, poesía, recursos turísticos, culturales y naturales, y que también estarán a disposición de nuestros vecinos».

El principal objetivo, manifestó la vicepresidenta segunda, «es que las personas mayores encuentren en la lectura una compañía en estos momentos difíciles, sin tener que salir de su municipio para hacerse con un nuevo ejemplar, pero por otra parte, esta acción también es un apoyo al sector de los libreros, que en la primera parte de la pandemia tuvieron que echar el cierre», explicó Margarita del Cid.

En esta biblioteca itinerante, los mayores también encontrarán información sobre el número de la Soledad de las Personas Mayores de la Diputación, 900 92 30 92, «al que pueden llamar cuando necesiten compañía telefónica y una voz amiga y cómplice en su día a día», añadió la vicepresidenta segunda.