La Unidad de Estancia Diurna de Coín ha reabierto sus puertas a los mayores después de más de un año duro de pandemia.

El alcalde Coín, Francisco Santos, y la concejala María Santos han visitado el centro junto a su directora, Mari Carmen Solano. "Es un día muy emotivo, muy feliz porque nuestros mayores ya pueden hacer uso de estas instalaciones junto a los profesionales del centro. Todos están vacunados, tanto mayores como profesionales y se sigue un protocolo sanitario muy estricto para que todo vaya muy bien", ha destacado el regidor coineño.

La reapertura está siendo progresiva. Ya se han incorporado una veintena de mayores y se espera que de forma progresiva se vaya incorporando el resto.

De nueve de la mañana a cinco de la tarde, los mayores hacen actividades y terapias que les ayudan a mantenerse activos.

El alcalde, ha explicado que a pesar de haber estado cerrado, los profesionales del centro han mantenido un contacto casi diario tanto con usuarios y familiares para realizar un seguimiento rutinario y apoyarles anímicamente.

El alcalde ha explicado que las personas mayores han sido "las más perjudicadas durante esta pandemia. No han podido salir a la calle y han reducido su vida social muchísimo para cuidarse y, por tanto, esta vuelta al centro nos llena de ilusión viendo su cara de satisfacción al volver al centro y reencontrarse tanto con los profesionales como con sus compañeros", ha explicado Francisco Santos.

Durante estos días, los usuarios del centro están en un periodo de adaptación debido a la situación sanitaria y al protocolo anti Covid-19 que se sigue en todas las instalaciones, por lo que tanto el alcalde como la concejala no han entrado en el interior del centro.

"Seguimos un estricto protocolo sanitario tanto con nuestros mayores como con la higiene y seguridad en todas las instalaciones y agradecemos la apuesta del equipo de gobierno del Ayuntamiento por este centro", ha explicado la directora del centro.