El Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera ha recibido los primeros restos arqueológicos que formarán parte de la colección museística que custodiará el Museo del Sitio de los Dólmenes, cuyas obras terminaron en enero.

Concretamente, se trata nada más y nada menos que de 22.000 piezas de patrimonio de la Cueva del Toro, ubicada en el Torcal de Antequera, que pasaron a formar parte de la Colección Museística de Andalucía. Estas piezas están datadas en el Neolítico, la Edad del Cobre y Edad del Bronce, con presencia de cerámica, elementos de adorno o industria de sílex y hueso.

La popular figura "antropomorfa femenina esquemática" del Torcal o Venus del Torcal es solo alguna de las piezas de gran interés arqueológico-científico que se podrán contemplar en la exposición permanente del Museo de Sitio de los Dólmenes de Antequera que pretende abrir a finales de año.

 La cueva del Toro contiene uno de los mejores registros arqueológicos de las sociedades agropecuarias de la Prehistoria reciente. En gran medida, gracias a las diferentes campañas arqueológicas de Dimas Martín y Mª Dolores Calmalich de la Universidad de la Laguna en 1977, 1981, 1985, 1988 que han puesto de manifiesto la gran importancia del yacimiento con una ocupación humana en diferentes etapas de la Prehistoria entre el VI y II milenio a.n.e

Sobre todo ello han informado desde el Conjunto Arqueológico por redes sociales.