Dos agentes de Policía Nacional salvaron la vida de un joven de 21 años en Antequera que sufrió un ataque epiléptico en la madrugada del pasado 23 de mayo en el parking del Mapa. Así lo han confirmado desde la Comisaría de Policía Nacional de Antequera.

Según relata un testigo de los hechos que también se encontraba allí junto con más jóvenes, el chico afectado se desplomó en el suelo de repente, lo que le ocasionó una grave y profunda hemorragia en la nariz.

Uno de los indicativos de la Policía Nacional se encontraba en ese momento patrullando dicha zona, cerciorándose de lo ocurrido cuando varios jóvenes les avisaron y se acercaron al lugar para asistirlo.

Los agentes intentaron taponar la hemorragia cuando el joven empezó a convulsionar y a entrar en parada cardiorrespiratoria. Al detectar la falta de pulso cardiaco y una respiración anormal, ambos agentes comenzaron a realizar las técnicas de primeros auxilios y la reanimación cardiopulmonar. Tras unos diez minutos consiguieron restablecer el pulso cardíaco y la respiración del muchacho.

Posteriormente, se personó en el lugar una ambulancia medicalizada que continuó con la asistencia sanitaria especializada, controlando la profunda hemorragia y las constantes vitales del sujeto, el cual fue ingresado en el Hospital Comarcal de Antequera y posteriormente al Hospital Regional de Málaga.

Gracias a la rápida intervención de los agentes de la Policía Nacional, el joven ya está recuperándose.