Archidona por fin podrá ver cumplir su propósito de restaurar todo el Bien de Interés Cultural (B.I.C) del Cerro de la Virgen de Gracia con el inicio de las obras de conservación y puesta en valor de la zona alta de la Alcazaba, que se corresponde con la parte de la muralla y el antiguo aljibe. Las obras, que se desarrollarán en tres fases y con un plazo de ejecución de un año, comenzarán de forma inminente.

En primer lugar se hará una prospección y estudio arqueológico que tendrá una duración de tres meses. De forma posterior se procederá a la consolidación y restauración de los prominentes de la muralla y el aljibe y la tercera fase será la puesta en valor de todo el conjunto, que contará a su vez con nuevos accesos y pasarelas para poder visitar el conjunto monumental.

El proyecto, elaborado por la arquitecta municipal, Inmaculada Montero Gálvez, en colaboración con tres arquitectos del pueblo, cuenta con un presupuesto de 500.000 euros de los que el Ayuntamiento aportará con fondos propios alrededor de 156.000 euros ya que la mayor parte del importe será sufragado a través del programa del 1,5% Cultural, siendo el municipio archidonés una de las cinco localidades malagueñas elegidas dentro de los veintisiete proyectos de recuperación y puesta en valor del Patrimonio Histórico Español. Esta misma semana el Ayuntamiento de Archidona y la empresa especializada Hermanos Campano realizaron la firma simbólica del acta para iniciar los trabajos en el patio de la ermita de la Virgen de Gracia. La alcaldesa, Mercedes Montero, subrayó que este proyecto es «esencial» para el correcto mantenimiento del Patrimonio Histórico Cultural que conforma la antigua Villa Alta de Archidona y que se encuentra en «malas condiciones de conservación». Además supondrá un desarrollo cultural, turístico y, por tanto, económico para el municipio.

Esta sería la segunda gran intervención que se realizaría sobre la Alcazaba, pues en 2012 se desarrolló la primera actuación sobre el recinto amurallado de la parte baja donde se encuentra la ermita. «Estas obras culminan la restauración de todo el BIC del Cerro de la Virgen de Gracia. El recinto amurallado fue muy importante pero la Alcazaba lo es más, ya que demuestra que Archidona fue un sitio de visión estratégico y de defensa en su historia». Además hace hincapié en que las vistas son espectaculares, por lo que puede llegar a ser «una gran atracción turística».

Este proyecto fue financiado por el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Archidona en el año 2012. Ambas intervenciones suman más de un millón y medio de euros, de los que el Estado sufragará el 70% mientras que el 30% le corresponderá al Consistorio archidonés.