Turón Televisión nace como una nueva forma de comunicar a raíz de la pasión de un grupo de jóvenes por el mundo audiovisual y por su pueblo, El Burgo. Bajo el lema ‘una televisión hecha para ti’, tiene como objetivo principal dinamizar el municipio que, como tantos otros, sufre la lacra de la despoblación rural. «Cada vez hay menos trabajo en los pueblos, más gente se traslada a las ciudades y apenas hay entretenimiento para los jóvenes», explica Pablo Narváez, uno de los jóvenes propulsores de esta iniciativa.

La cadena emite por YouTube, Facebook e Instagram y sigue una estrategia de 360 grados en digital, para que cualquier persona desde cualquier lugar y hora pueda verlo en el caso de haberse perdido el directo.

Consta de toda una parrilla de programas de diversa índole que protagonizan los vecinos, asociaciones y colectivos del municipio, mientras que el equipo directivo integrado por cinco personas aporta los recursos técnicos necesarios.

Así, cuentan con programas de hasta 10 tipos diferentes que cubren todas las ramas del entretenimiento y temáticas de interés social. Desde salud, debates, música, flamenco, humor, concienciación animal, medio ambiente hasta un programa que hace un Guardia Civil del pueblo en el que desmiente bulos y fake news.

La idea era emitir dos veces por semana en directo pero desde mediados de mayo solo lo hacen una vez cada siete días porque están destinando todos sus esfuerzos en preparar el plato fuerte de la televisión que es nada más y nada menos que un reality show que tras meses de preproducción verá la luz en julio.

Top Secret es un programa «sin precedentes» y único en Andalucía con el que pondrán a prueba la mente de los concursantes sometiéndolos a diferentes pruebas y obstáculos que tendrán que superar mientras conviven juntos durante siete días totalmente aislados del exterior. «El reality se basa en torno al secretismo, puesto que una de las claves del formato es sorprender tanto a los concursantes como a la audiencia» explica Pablo Narváez, quien prefiere no desvelar más detalles para que no se pierda el factor sorpresa.

Vecinos del pueblo están encargándose de realizar y diseñar los decorados siendo esta una de las formas de activar el pueblo. «Este es un ejemplo de lo que queremos para El Burgo, que haya movimiento a la vez que entretenimiento y diversión», señala.

Los castings, que abrieron hace poco, ya están casi completos, pues en poco tiempo han recibido 44 solicitudes, de las que ya tienen algunas personas preseleccionadas que se tendrán que someter a la votación de la audiencia que decidirá qué seis aspirantes serán los concursantes definitivos. «Hay mucha gente que se va a esperar a una segunda edición para participar porque están a la espera de saber qué es lo que tenemos preparado».

A este programa no le faltará detalle y está al nivel de las grandes productoras de televisión. Pues habrá galas, echarán resúmenes y debates porque cada participante tendrá fuera a su defensor. «Yo no conozco ningún otro pueblo que tenga una televisión local y haga este tipo de cosas», confiesa Narváez.

Cualquier persona mayor de edad sea o no de El Burgo puede presentarse. «Buscamos personas naturales, que no les intimide ni estén coaccionadas por las cámaras». El ganador además se llevará un premio de 500 euros. Es por ello que invitan a participar y formar parte de este nuevo proyecto o al menos que lo sigan porque no tendrá desperdicio.

Otro de los méritos es que se trata de una producción propia ya que lo hacen de forma altruista a pesar de todo el trabajo que conlleva. «La idea es presentarlo y ver la aceptación que tiene», esperando que en un futuro pueda contar con apoyo financiero de administraciones o patrocinadores.

Actualmente han iniciado los trámites para constituirse como asociación «para darle un poco más de legalidad a todo esto» y de la que en principio formarán parte alrededor de 30 personas, la inmensa mayoría de El Burgo. Y es que anteriormente ya había una televisión local pero que como en la mayoría de municipios, solo se limita a grabar eventos y emitirlos.

En poco tiempo el proyecto está teniendo muy buena acogida y a «las pruebas nos remitimos porque estamos haciendo muchos programas para un pueblo de tan sólo 1.800 habitantes». Y es que se trata de un impulso y una gran oportunidad de desarrollo y vida para este enclave que se suma al hecho de que forma parte del futuro Parque Nacional Sierra de las Nieves.