El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha remitido a la Junta de Andalucía el pliego de condiciones para sacar a concurso la redacción del proyecto para transformar la carretera A-404 entre la rotonda del Encuentro y la conexión con la Hiperronda (glorieta de Viveros Guzmán) en una gran travesía urbana con dos carriles por sentido para facilitar la movilidad en la principal vía de entrada y salida al municipio.

Así lo ha anunciado el alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, quien afirma que tiene el compromiso verbal de la Junta para asumir el coste de las obras, estimado en siete millones de euros, para que sean una realidad en un plazo de dos años y paliar así los atascos de tráfico que se suceden todos los días, sobre todo en horas punta.

La A-404 es una vía de titularidad autonómica que absorbe cada día un tráfico intenso procedente de Alhaurín de la Torre y de otras poblaciones de la comarca que la utilizan para acceder a la hiperronda.

"Esta carretera estaba proyectada en entre los años 96 y 98 pero no se construyó hasta 2001 y en apenas diez años, en cuanto se construyó la hiperronda, se quedó pequeña porque absorbe todo el tráfico de quienes quieren coger la hiperronda y se únen con los que quieren ir a los polígonos, el PTA y a quienes vienen de la carretera Cártama-Churriana", explican fuentes municipales.

El acuerdo pasa por que el Ayuntamiento licite el proyecto, para lo cual se ha elaborado el pliego de condiciones que tiene que tener el visto bueno de la Junta, a la que el alcalde ha solicitado que asuma el desdoblamiento de otro vial, en este caso el ramal de unión con la Hiperronda (entre la rotonda de Viveros Guzmán y la autovía), que es de titularidad del Ministerio de Fomento, que lo tiene paralizado desde hace más de una década.

Por su parte, el Consistorio de Alhaurín de la Torre se encargará de embellecer y mejorar la seguridad de las rotondas situadas en la A-404, incluida la del Encuentro, la del polígono Capellanía y la conocida como 'rotonda de los melones' (frente a la nave de Vega Verde y que da acceso a Retamar y a Santa Clara).

Las primeras obras consistirán en trabajos de ingeniería para mejorar el drenaje, embovedar los cauces y facilitar el paso del agua de los arroyos que cruzan dos de estas glorietas.