Asaja Málaga es una Asociación Agraria implantada como tal desde el año 1993, resultado de la fusión de Jóvenes Agricultores y ASAGA. La componen Agricultores y Ganaderos de toda la provincia y para atenderlos mantenemos, con personal propio, cuatro oficinas en las principales comarcas agrarias de la provincia.

Asaja Lucha por los derechos de los agricultores de Málaga

Nuestro principal motivo de existencia es el reivindicativo, defendiendo de manera INDEPENDIENTE los intereses de todos los agricultores, ganaderos y propietarios forestales de la provincia de Málaga fomentando el asociacionismo y la concentración de la oferta para defender mejor sus producciones. Paralelamente a eso, ofrecemos servicios y damos solución a todas las cuestiones que afectan a todos nuestros socios.

En la actualidad estamos volcados en conseguir que se agilicen los trámites de las ayudas y se convoquen nuevas ediciones, especialmente las enfocadas a renovar el sector, como es la Ayuda a la Incorporación de Jóvenes Agricultores, y que todos reciban unos precios justos por sus producciones, lo que permitirá que el campo no muera -y con más intensidad en estos momentos-; mostrar a las instituciones las carencias de las infraestructuras hídricas y su necesidad de incorporarlas en el 3er ciclo de planificación, y defender nuestros intereses ante la reciente reforma de la PAC.

Asaja Málaga, además, apuesta fuerte por la formación constante de sus socios. Claro ejemplo fue la creación de la plataforma de formación on line, pionera en el sector, CampusAgrario. Asimismo, la investigación científica y la aplicación de las nuevas tecnologías también son prioritarias en la asociación, y por ello trabajamos en Grupos Operativos, en los que se realizan estudios aplicados a las necesidades reales de los agricultores, y lideramos un proyecto Life sobre la enfermedad el HLB en cítricos, que desarrollar un kit de detección temprana de esta dolencia vegetal.

El sector agrario como producto esencial, desde la pandemia

El sector agrario es uno de los más importantes en nuestra sociedad, hecho que quedó patente durante los momentos más duros de la pandemia, cuando se declaró como esencial. Y es que agricultores y ganaderos no han dejado de trabajar en ningún momento, tanto produciendo como saneando las calles, siempre al servicio de las instituciones que han demandado su ayuda.

Nos encontramos en momentos de gran incertidumbre por múltiples frentes (falta de infraestructuras hídricas, sequía, acuerdos internos del Plan Estratégico Nacional de la PAC…) y que es de vital importancia no dejarse llevar por mensajes populistas que son fáciles de decir pero imposibles de ejecutar.

Ubicación: