Los Dólmenes de Antequera están de celebración tras cumplir 5 años como Patrimonio Mundial.

La declaración de la Unesco ha marcado un antes y un después.

Sí, fundamentalmente ha cambiado la mirada de los antequeranos al Sitio de los Dólmenes. Los vecinos tenían muy valorizada la imagen patrimonial árabe, renacentista y barroca de la ciudad, en general el conjunto histórico y sin embargo, los monumentos prehistóricos estaban en el territorio pero no formaban parte de la entidad antequerana, que es lo que ocurre ahora. El hecho de que la comunidad internacional pusiese el foco sobre la arquitectura primigenia de Viera, Menga y Romeral ha hecho que los ciudadanos miren de nuevo a esos espacios de una manera muy especial.

También ha influido en las visitas

Sí, se ha producido un impacto en la visita pública, no solamente de Antequera, sino de Andalucía, España y de todo el mundo. Eso nos llevó a que en 2019 llegamos a alcanzar los 212.000 visitantes, aunque el incremento se notó ya para el 2015 cuando vino nuestra evaluadora Margaret Gowen.

Para mantener el título año tras año tenéis que cumplir una serie de requisitos

Sí, con el Comité de Patrimonio Mundial adquirimos una serie de compromisos, con el Reino de España, la Junta de Andalucía, con la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento de la ciudad desde el punto de vista urbanístico, y paisajístico que estamos cumpliendo escrupulosamente.

¿Qué piensa del anteproyecto de Ley que pretende modificar la Ley de Patrimonio Histórico y que da más competencia al Gobierno?

Creo que es un error y que la gestión de casi 40 años de autonomía ha demostrado que la Comunidad Autónoma tiene capacidad más que suficiente para gestionar este patrimonio de primer nivel.

¿Se ha notado la recuperación del turismo en estos últimos meses?

Podemos afirmar que se ve cierta recuperación pero no alcanzamos los niveles de 2019 por lo que la ciudadanía todavía está remisa en participar en actividades de congregación de gente.

¿Cree que para el año que viene podrá volver a la normalidad?

Si terminamos controlando la pandemia y la mayoría de la población alcanza la inmunidad, creo que podríamos alcanzar la normalidad en 2022, que debería coincidir con la apertura del Museo del Sitio de los Dólmenes de Antequera.

¿Cómo va la recolección de piezas para el proyecto museográfico del museo?

Lo último que nos llegó fue ese gran cargamento de 22.000 piezas de la Universidad la Laguna de un proyecto de investigación que se desarrolló desde 1976 hasta la actualidad. El resto, en torno a 400 piezas, proceden directamente del Museo de Málaga, que van a conformar esa exposición permanente de nuestro museo.

¿Se siguen manteniendo las exposiciones para finales de año?

No sabemos si llegaremos a las exposiciones temporales que estaban previstas para otoño o si tendremos que traspasar esa inauguración a principios de año pero te puedo asegurar que estamos a punto de inaugurar una infraestructura museística de primer nivel en Andalucía que hay que recordar que arrancó en 1992.

¿Qué otros retos u objetivos se marcan en el Conjunto?

La ordenación espacial de los dos recintos, es decir todo lo que es jardinería, iluminación. Aunque el recinto del Romeral es el más que más necesitado está por parte de la Junta de Andalucía, porque es la zona más degradada del Conjunto.