La Diputación de Málaga ha editado una guía sobre la Cueva de Ardales coincidiendo con el bicentenario de su descubrimiento, una publicación en la que también se ofrece información sobre el Centro de la Prehistoria, ubicado en la localidad, y en la que se aborda el origen de los grupos humanos en el Valle del Turón y su entorno.

El diputado de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático, Cristóbal Ortega, ha explicado que el objetivo de esta guía es poner en valor este importante monumento prehistórico, incluido como uno de los hitos de la candidatura para la declaración del Caminito del Rey y su entorno como Patrimonio Mundial.

En este sentido, ha anunciado que la Diputación también editará publicaciones sobre otros hitos de la candidatura como Bobastro, la necrópolis de Las Aguilillas y la centenaria presa del Conde del Guadalhorce.

La publicación 'Guía de la Cueva de Ardales y Centro de la Prehistoria. 1821-2021. Bicentenario de su descubrimiento' --redactada con textos de Pedro Cantalejo, María del Mar Espejo, José Ramos y Gerd C. Weniger-- puede descargarse gratuitamente en el apartado de la web del Caminito del Rey dedicado a la candidatura a Patrimonio de la Unesco ( www.caminitodelrey.info/unesco ), han informado desde la Diputación en un comunicado.

"Es muy importante --añade-- que tanto los malagueños como quienes nos visitan, especialmente los que acuden al Caminito, conozcan la relevancia de esta cavidad, que constituye un legado cultural y patrimonial del Paleolítico de primer nivel y un referente en el Sur de la Península Ibérica por los restos humanos, arqueológicos y artísticos que se han encontrado".

Ortega ha destacado también la colaboración que se mantiene tanto con el Ayuntamiento de Ardales como con la Junta de Andalucía para seguir difundiendo el conocimiento sobre la cueva, considerada como una de las cunas del arte rupestre prehistórico.

Las paredes de la cavidad cuentan con las expresiones artísticas más antiguas registradas hasta la fecha, realizadas por neandertales hace entre 65.000 y 45.000 años, según la datación con uranio/torio de las muestras de las costras sobre las que están representadas las manifestaciones gráficas.

Además, la gruta cuenta con una amplia variedad pictórica del homo sapiens, ya en el Paleolítico superior. Paralelamente, se han estudiado más de veinte depósitos de huesos humanos pertenecientes al Neolítico y a la Edad del Cobre.

La Cueva de Ardales --también conocida como de Doña Trinidad Grund, propietaria durante la segunda mitad del siglo XIX-- se encuentra en el Cerro de la Calinoria, a 565 metros sobre el nivel del mar, en el término de Ardales.

Forma parte de un conjunto de cinco cavidades de gran importancia en la provincia de Málaga junto a La Pileta y El Gato (Benaoján), El Tesoro y La Victoria (Rincón de la Victoria) y la cueva de Nerja. Fue descubierta en 1821 cuando un terremoto abrió la entrada sellada desde hacía 3.500 años.

Tras la muerte de Trinidad Grund, y pese al gran valor que ya resaltó Herni Breuil, primer gran estudioso del arte prehistórico, la gruta quedó abandonada. Fue en 1985 cuando se inició su recuperación y protección, comenzando su gestión conservacionista y cuando se reabrió al público. A partir de ese momento, un proyecto del Ayuntamiento, apoyado por entidades españolas e internacionales, ha permitido continuar con los estudios y poner en valor la cueva.

Actualmente, se conocen más de un millar de representaciones pictóricas de 252 paneles o zonas diferentes de la cueva. Entre ellos se encuentran 787 signos abstractos, 106 motivos no identificados o mal conservados, 98 representaciones de animales --con predominio de ciervos y caballos aunque también aparecen cabras, toros, serpientes y aves--, diez figuras humanas y nueve huellas de manos. Asimismo, se han documentado, al menos, 250 paneles con vestigios gráficos, situados en su mayoría en zonas de total oscuridad.

La Cueva de Ardales está integrada en 'Caminos del Arte Rupestre Prehistórico', una red europea de yacimientos con vestigios de arte rupestre que recibió el distintivo de Itinerario Cultural por parte del Consejo de Europa en 2010.

Dado que la cavidad mantiene una gestión controlada de sus visitas, los interesados en visitarla deben reservar en el Centro de la Prehistoria a través de los teléfonos 952 45 80 46 y 608 93 16 57, o del correo electrónico patrimonio@ardales.es.

Centro de la Prehistoria

En la publicación también se incluyen los recursos que ofrece el Centro de la Prehistoria de Ardales, edificio que alberga la colección museográfica vinculada con los orígenes humanos del municipio y su entorno.

Las instalaciones se articulan en seis salas. La primera, circular, está dedicada a la Evolución humana y expone los materiales del Paleolítico (desde hace medio millón de años hasta hace 10.000 años). La segunda, dedicada al Arte rupestre, expone muestra lámparas y reproducciones de algunos de los motivos gráficos conservados en la Cueva.

La tercera sala está dedicada al Neolítico, tanto en su faceta vinculada a las primeras aldeas al aire libre, como a los rituales de la muerte, con piezas y restos antropológicos relacionados con los depósitos funerarios en cuevas naturales.

La cuarta sala expone materiales arqueológicos de los poblados de la Edad del Cobre; la quinta, ajuares funerarios de los primeras tumbas de la Edad del Bronce; y, por último, la sexta sala presenta piezas de adorno o uso personal, así como algunos 'betilos' usados como amuletos por las distintas comunidades prehistóricas de Ardales. La visita debe culminar contemplando la instalación de las dos tumbas prehistóricas de la Edad del Bronce con 3.500 años de antigüedad.