La Diputación de Málaga ha transferido a los 103 municipios de la provincia un total de 20 millones de euros, como fondos incondicionados, para financiar obras que contribuyan a la generación de empleo y a la recuperación del sector de la construcción.

Esta nueva inyección económica a las entidades locales, procedente de parte del remanente de tesorería de 2020, tiene como principal objetivo favorecer la reactivación económica local.

Con esta nueva aportación, la Diputación ha transferido a los ayuntamientos en los primeros siete meses de este año un total de 50 millones de euros.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha explicado que este nuevo fondo es una demostración más de la apuesta de la institución provincial por el municipalismo y una muestra de confianza en las corporaciones locales.

"Somos conscientes de que los ayuntamientos, y especialmente los alcaldes y alcaldesas de la provincia, han realizado una labor encomiable durante la pandemia, estado en primera línea de atención a sus vecinos y han tenido que hacer frente a numerosos problemas y dificultades derivadas de la crisis sanitaria", ha destacado.

En este sentido, Salado ha defendido que la Diputación, que es la administración "más cercana a los municipios", ha puesto en marcha medidas para paliar las consecuencias provocadas por el Covid, "que ha afectado a familias y al tejido empresarial".

"El principal objetivo es financiar la ejecución de proyectos en los municipios para favorecer la economía local y contribuir a la creación de puestos de trabajo y mejorar las infraestructuras municipales. Y lo hemos hecho a través de fondos incondicionados, sobre todo para agilizar los trámites administrativos, atendiendo así de manera más rápida y directa las demandas de inversiones que realizan los propios ayuntamientos", ha dicho.

El reparto económico se ha realizado siguiendo un único criterio de distribución por tramos para cada una de las entidades locales en atención a su número de habitantes. Así, las cantidades transferidas han oscilado entre un mínimo de 100.000 euros (para los municipios hasta 500 habitantes) y un máximo de 500.000 euros (para localidades de más de 30.000 habitantes).

Otras transferencias

El presidente de la Diputación ha recordado que este año se han transferido otros 29,1 millones de euros como fondos incondicionados a entidades locales menores de 20.000 habitantes para actuaciones prioritarias en los pueblos; y 509.000 euros para sufragar parte del esfuerzo realizado por los ayuntamientos en las tareas de contención de la propagación del Covid-19.

Igualmente ya está en marcha el Plan de Impulso a la Economía Municipal, dotado con 18 millones de euros, para la ejecución de 132 obras, y el Plan de Reactivación Económica Municipal, que dispone de 12 millones de euros para la realización de otras 144 obras.

Además, el Pleno de la Diputación de Málaga aprobó el pasado miércoles los criterios y las directrices para el reparto del Plan Provincial de Asistencia y Cooperación (antigua Concertación) de 2022, dotado de 35,5 millones de euros, de los cuales los municipios podrán disponer como fondos incondicionados de hasta 33,2 millones de euros (un 93,5% del total).