La Unión Europea reconoció el mollete de Antequera como un producto único a través de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) en noviembre del año 2020. Ahora, meses después, la Junta de Andalucía está ultimando la puesta en marcha del Consejo Regulador que velará por el producto antequerano.

Tras la publicación definitiva del reglamento, los hornos podrán comenzar a comercializar el mollete bajo el sello que garantiza el origen y las cualidades del auténtico mollete de Antequera.

El futuro Consejo será el encargado de estudiar y evaluar las diferentes cualidades del producto y comprobar que se cumpla con lo establecido.

Desde el Consistorio se pretende otorgar una sede estable al consejo y, desde ahí, trabajar en la regulación del mollete como un alimento especial y único. Por su parte, el Ayuntamiento de Antequera ha indicado su apoyo para el desarrollo de esta actividad.

Los impulsores de la IGP buscan que, dentro de unos años todos los productores de la zona, que incluye Fuente de Piedra y Antequera, se incluyan dentro del Consejo y sumen sus esfuerzos para hacer del mollete un producto universal.