Un total de 503 efectivos y 41 aeronaves componen hoy el despliegue para el incendio que afecta a la zona de Sierra Bermeja, donde las condiciones "han sido más favorables" en las últimas horas.

El plan Infoca de lucha contra los incendios forestales ha indicado que se ha trabajado en el flanco derecho del fuego, "determinando e interviniendo ya en varias zonas de oportunidad". Esta labor es complementada con la incorporación de los primeros aéreos.

Con las primeras horas de luz se han incorporado 17 medios aéreos y unos 300 efectivos por tierra para seguir trabajando en la lucha contra el fuego, que afecta a unas 5.000 hectáreas según los últimos datos. El director de Extinción del Plan Infoca, Juan Sánchez, ha señalado que esta noche las condiciones climáticas han sido más favorables y han permitido trabajar mejor en el flanco derecho del incendio. Se han podido determinar zonas de oportunidad en las que el personal de extinción de tierra ha trabajado para contener el incendio.

A primera hora de la mañana el Grupo Regional de Mando de Incendios Forestales (GREMAF) ha efectuado un vuelo de reconocimiento y a las 09.30 horas ha tenido lugar la primera reunión de coordinación en la que se han evaluado la situación tras los trabajos de la noche y planificado las próximas horas en las que se está trabajando en cuatro sectores.

A los trabajos habituales de extinción, se han sumado hoy a este operativo acciones específicas en puntos estratégicos e intervenciones en zonas puntuales con especial interés medioambiental para la contención del incendio. Juan Sánchez, ha subrayado que si bien el incendio sigue activo, “estas intervenciones puntuales son cruciales y pueden ayudarnos a que en breve podamos hablarles de una evolución favorable de incendio”.

García Urbano, Bendodo, Moreno, Crespo y Salado en el puesto de control del incendio de Sierra Bermeja, este sábado. Álex Zea

Desalojos y cortes de carretera

Durante la noche han sido desalojadas otras cuarenta personas de una decena de viviendas en Estepona como consecuencia de la caída de pavesas.

Con los últimos desalojados en la madrugada del viernes al sábado en la zona de Los Quiñones, al sur de la Cuesta de Ronda de Estepona, la cifra de evacuados asciende a un total de 1.054 personas.

La mayor parte de los evacuados se concentra en Estepona, hasta 790, y corresponden a las urbanizaciones de Forest Hill y Abejeras, 37 del entorno de viviendas diseminadas de Peñas Blancas en la carretera MA-8301, 12 de la Charca de la Extranjera, 60 de Huerta Padrón, 65 de río Velerín y 40 de Cuesta de Ronda; mientras que en Benahavís se ha evacuado a 80 personas de la zona alta de la urbanización Montemayor.

En Estepona se ha habilitado el Pabellón del Carmen para la atención a damnificados y se desplegó a Cruz Roja que va a disponer 50 camas, 100 kits de aseo y 100 kits anticovid. Cruz Roja, que se encuentra desplegada en este pabellón, ha señalado que una quincena de personas ha pernoctado esta noche en las instalaciones. A todos los albergados se les ha asistido con material anticovid y de aseo. El Ayuntamiento de Estepona está prestando la atención de las necesidades básicas de los evacuados.En Benahavís, por su parte, se ha dispuesto el salón de actos del consistorio para las personas que lo precisen.

Por otro lado, en relación con las vías de comunicado, han precisado desde el sistema Emergencias 112 Andalucía que siguen cortadas las carreteras MA-8301 y MA-8302; aunque han variado levemente los puntos de corte. La MA-8302 sigue interrumpida en el punto kilómetro 15 y la MA-8301 está cortada en el 1 y en el punto kilométrico 25, así como el Camino de la Malagueña en su acceso. Es importante evitar desplazamientos innecesarios en las áreas más próximas al incendio

187

Las imágenes del incendio en Sierra Bermeja Álex Zea

El incendio de Sierra Bermeja se declaraba el miércoles por la noche con dos focos iniciales ubicados en Jubrique y Genalguacil, pero el fuerte viento lo empujaba de forma constante hacia Estepona, provocando durante la primera madrugada cortes de carretera y los primeros desalojos.

Con ya más de mil personas desalojadas y la desgraciada noticia del fallecimiento de un bombero de Almería que colaboraba en los trabajos de extinción, este incendio de sexta generación y que, según las primeras investigaciones parece haber sido provocado, sigue por el momento sin estar controlado