El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, visitó ayer junto a la concejala de Infraestructuras, Maribel Baeza, y la edil titular de Turismo, Aida Blanes, la finalización de las obras del Centro de Interpretación de Turismo con el que contará el municipio en la Cuesta del Tajo, enclave esencial de Torremolinos para la conexión del centro urbano con el litoral de la ciudad. «Este espacio contará no solo con una exposición que pondrá en valor la historia del turismo en Torremolinos, sino que contará además con un gastrobar en su terraza y una oficina de información turística», anunció Ortiz. «Quiero reconocer el trabajo llevado a cabo por la delegación de Infraestructuras y Turismo que han realizado un gran esfuerzo para que este nuevo activo que tiene Torremolinos sea en muy poco tiempo un espacio para la información y el encuentro de turistas y vecinos del municipio. Queremos dotar de las mayores oportunidades a nuestra ciudad, y contar con este tipo de enclaves dinamizará nuestra economía en este nuevo tiempo de recuperación», manifestó el alcalde, quien también señaló «la importancia de seguir trabajando unidos con otras administraciones, para que se hagan realidad muchos proyectos municipales».