El Área Sanitaria Serranía de Málaga ha finalizado este martes el retorno de las personas mayores y asistidas que fueron evacuadas de los municipios de Jubrique, Genalguacil, Júzcar, Alpandeire, Pujerra y Faraján de forma preventiva por el incendio ocurrido en Sierra Bermeja.

En el traslado han participado profesionales de cuatro microbuses adaptados y seis ambulancias que se han encargado de recoger a las personas que se encontraban en el Hospital de la Serranía de Ronda (que durante dos días, y hasta que se llevó a cabo el traslado ha tenido ingresados a diez pacientes que requerían cuidados), en la Residencia Senior, en Aura Parra Grossi de Ronda, y en domicilios particulares, ya que estas personas por su edad, falta de movilidad o situación sanitarias requerían contar con personal sanitario y vehículos adaptados a cada necesidad.

En los traslados ha participado miembros del Área Sanitaria y miembros de Cruz Roja y Tenorio Grupo Empresarial que han aportado parte de los vehículos utilizados.

Durante la operación de vuelta se ha extremado la atención al tratarse de personas mayores o enfermos crónicos, siendo la mayoría de ellos residentes en la Residencia del Valle del Genal en Faraján.

El realojo supuso todo un reto logístico ya que se tuvo que buscar alojamiento en diferentes lugares de la Serranía y suministrar la medicación que necesitaba cada uno de los usuarios.

El delegado de Salud y Familias, Carlos Bautista, junto al gerente del Área Sanitaria, Francisco Javier Vadillo, participaron supervisando los traslados de los vecinos, que han querido agradecer la acogida y el cariño que han recibido en unas circunstancias tan complicadas.

De esta manera, la totalidad de las personas mayores y asistidas que necesitaron el traslado por los sanitarios ya se encuentran en sus municipios de origen.