Agentes adscritos a la Unidad de la Patrulla Verde de la Policía Local de Ronda localizaron la pasada semana una explotación ganadera con animales en situación de abandono que desvelan un presunto nuevo caso de maltrato animal.

Varios ciudadanos informaron de sus sospechas de que animales pertenecientes a una explotación ganadera de poca entidad se encontraran abandonados por lo que los agentes iniciaron las pesquisas y localizaron a dos caballos y un perro con síntomas de desnutrición y deshidratación, y un tercer caballo ya fallecido.

Los agentes pusieron los hechos en conocimiento de la Oficina Comarcal Agraria, y procedieron a la retirada cautelar de los animales, redactando los informes técnicos pertinentes, que se han añadido al atestado policial, dando cuenta a la Autoridad Judicial de un presunto delito de maltrato animal.

Se dio la circunstancia de que, la misma tarde del día de su retirada, uno de los dos caballos retirados también falleció.

Durante la investigación de los hechos, los agentes de Patrulla Verde constataron que 6 de los 7 caballos que aparecían registrados en la explotación ganadera, habían fallecido en los últimos 3 años.