La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Málaga ha mostrado su preocupación ante la falta de mano de obra en el sector debido a que muchos trabajadores han reactivado otras actividades con la recuperación económica lo que se ha sumado a la disminución de la mano de obra extranjera.

En este sentido, el presidente de Asaja, Baldomero Bellido, también ha hecho un llamamiento a los Ayuntamientos que inician ahora el Programa de Fomento de Empleo Agrario para que tengan en cuenta las campañas agrícolas, sobre todo la de aceituna de mesa, que se desarrolla en un periodo corto de tiempo. "Si hay poca mano de obra y nos la quitan los Ayuntamientos, lo que están haciendo es perjudicar al sector agrario".

Este fue uno de los temas abordados en la decimoséptima Jornada Técnica del Olivar convocada por Asaja Málaga en la tarde de ayer en Finca Eslava y en la que participaron más de un centenar de agricultores. La edición del año pasado fue interrumpida a causa de la pandemia.

El técnico de ASAJA Málaga, Juan Jaime, también hizo un repaso sobre la actualidad en materia laboral por los asuntos que afectan directamente a agricultores y ganaderos, como es la falta de un reglamento que desarrolle el Sistema Especial Agrario, las permanentes campañas de Inspecciones de Trabajo que vive el sector, las constantes subidas del salario mínimo y la futura Reforma Laboral.

Previsiones campaña aceituna mesa y molino

La producción internacional y la climatología van a afectar al mercado de la aceituna de mesa y molino en la provincia y en la comarca de Antequera de la presente campaña 2021-2022. Estos son los condicionantes que Asaja Málaga ha destacado refiriéndose a la inexistente primavera y las lluvias cortas de final de verano y en forma de granizo han imposibilitado la recolección para aceituna de mesa para multitud de agricultores. "La climatología ha mermado parte de la esperada producción, sobre todo en nuestra provincia de Málaga, que desciende un 25", detalló.

En cuanto a los daños en el olivar ocasionados por la granizada en la comarca de Antequera, el presidente de Asaja, Baldomero Bellido, indicó que económicamente es difícil calcularlo, pero sí que han contabilizado unas 3.000 hectáreas afectadas por el pedrisco, "lo que se va a notar en la aceituna de mesa, de hecho, hay cooperativas que saben que no van a poder llenar y están buscando soluciones para poder hacer frente a los costes de mantenimiento".

"La campaña arrancaba con buenas expectativas, puesto que en países importantes de la cuenca mediterránea ha habido un descenso importante producción, como es el caso de Grecia y, sobre todo, Egipto, que se estaba convirtiendo en un importante competidor", relató el presidente de ASAJA, Baldomero Bellido.

Otro aspecto positivo respecto a los últimos años es la rebaja de parte de los aranceles que soportaba la aceituna de mesa, quedando solo una parte para la aceituna negra.

Todas estas variables han dado lugar a un aceptable precio de este producto, que ya comenzó con la variedad manzanilla, con nuestra variedad aloreña, y se está materializando en la variedad hojiblanca "El consumo y la estabilidad en los precios que necesitan los consumidores y necesitamos los productores para poder seguir viviendo están garantizados. Pero no deben elevarse en demasía para que tampoco haya desviaciones en el consumo de aceite".

Extrapolando los datos al 30 de septiembre de 2021, la campaña del aceite de oliva 2020-2021 arrojará una producción de 1.388 miles de toneladas y teniendo en cuenta exportaciones, importaciones y consumo interior, a fecha de hoy, quedaría unas existencias de 445 mil toneladas, lo cual es un alivio para el inicio de esta campaña, ya que por un lado garantiza el suministro y por otro ofrece una buena posición al productor para seguir manteniendo un precio aceptable.

La cosecha para el año siguiente se estima según aforo de la Consejería de Agricultura y resto de miembros del sector, cercana a 1.400.000 toneladas, similar a la de la campaña anterior.

Reforma de la PAC

La reforma de la PAC y las dificultades que se están encontrando los agricultores también tuvo su ponencia. Según abordaron en el congreso, la nueva PAC supondrá la pérdida de rentabilidad en numerosas explotaciones de la provincia en el periodo 2023-2027, lo que supone la ruina para muchas explotaciones, pues piden "más requisitos por menos cuantía".