Ya se han dado por finalizadas las obras de restauración de la fachada lateral de la iglesia de la Trinidad en Antequera tras ser bendecidas de forma simbólica por el nuevo párroco, el trinitario Antonio Jiménez. Se pone así punto y final a más de una década de demora.

La inversión total ha ascendido a 80.000 euros que han sido sufragados conjuntamente entre el Obispado de Málaga, la Orden Provincial de los Trinitarios, la comunidad trinitaria de Antequera y la propia parroquia, contando con la intermediación y apoyo del Ayuntamiento de Antequera para resolver el limbo en el que quedó el arreglo de esta fachada tras el compromiso inicial de hace más de una década entre el propio Ayuntamiento, encargado de restaurar la fachada principal; el Obispado, que se haría cargo de los tejados y cubiertas y la antigua Junta de Andalucía; que se responsabilizó del arreglo de la fachada lateral aunque, finalmente, no cumplió un compromiso establecido hace más de diez años.

El alcalde, Manuel Barón, manifestó que “es un día feliz en el que se pone fin a una mala pesadilla que hemos tenido durante tanto tiempo y que por fin se soluciona”, agradeciendo en este sentido la implicación de la Orden Trinitaria, del Obispado de Málaga con Monseñor Catalá al frente, del asesor jurídico del propio Obispado, Javier Arcas, de la comunidad parroquial de la Trinidad con su responsable de obras Simeón Martín a la cabeza.

“Entre el Obispado de Málaga, la Orden Trinitaria de España, la Orden Trinitaria de Antequera, la parroquia y la propia Cofradía del Rescate, con la mediación del Ayuntamiento, hemos conseguido entre todos acabar esta obra tan deseada y que tanto esplendor le va a dar a la propia iglesia como a esta entrada de Antequera desde la carretera de Córdoba”, declaró Manolo Barón, quien también agradeció la “implicación y la lealtad” mostrada por el conjunto de la comunidad parroquial, pidiendo ayuda siempre desde el respeto y la consideración.

Manolo Barón finalizó su intervención destacando que la restauración de la fachada lateral y el conjunto de la iglesia de la Trinidad ya restaurada en el exterior viene a suponer “un nuevo valor patrimonial arquitectónico que viene a engrosar el magnífico escaparate que suponen los templos propiedad de la Iglesia Católica para el esplendor de Antequera”.