La Diputación de Málaga recupera las jornadas de plantación de árboles que organizaba antes de la pandemia en el marco del plan Un millón de árboles.

Las próximas citas serán este mes de octubre en Antequera (17 de octubre), Alpandeire (24 de octubre) y Ardales 14 de noviembre).

Así lo ha anunciado el presidente de la Diputación, Francisco Salado, quien ha recordado que la Diputación "se propuso hace tiempo liderar la revolución verde con acciones pioneras como este ambicioso plan de plantación de árboles, pero también poniendo el acento en la educación, en la concienciación y en acercar nuestros grandes parajes naturales a los malagueños, para facilitar que los redescubran".

La institución provincial se planteó el objetivo de alcanzar un millón de árboles plantados. El programa se puso en marcha en 2016, y desde entonces se han organizado cerca de 40 salidas que han permitido plantar cerca de 350.000 ejemplares en parajes naturales de toda la provincia para combatir la erosión y el cambio climático.

Pero, sobre todo, "se ha conseguido crear una conciencia social de la importancia de cuidar el entorno natural", ha destacado Salado, que ha puesto como ejemplo la solidaridad de los malagueños con Sierra Bermeja y con los vecinos afectados por el reciente incendio.

Por ello, la Diputación retoma las ‘arboladas’, unas jornadas lúdicas y de convivencia en las que medio centenar de vecinos del municipio anfitrión colaboran con otros cincuenta vecinos llegados de toda la provincia y que se desplazan hasta el lugar de la plantación en los autobuses que la Diputación pone a su disposición.

La actividad es gratuita y está abierta a todas las personas interesadas, que pueden inscribirse cumplimentando el formulario disponible en malagaviva.org.

Entre las especies utilizadas para repoblar se encuentran la jacaranda, la encina, el algarrobo, el quejigo, frutales como almendros, granados, higueras y nogales, y arbustos mediterráneos como la lavanda, el romero y el tomillo.