El Ayuntamiento de Torrox ha informado de que eleva su presupuesto para 2022 hasta los 24 millones de euros, casi un nueve por ciento más que en el ejercicio anterior y «a pesar del varapalo que ha supuesto para los ayuntamientos la orden del Tribunal Constitucional dejando sin efecto la plusvalía urbana».

Así lo dieron a conocer ayer el alcalde, Óscar Medina, y la concejala responsable de Hacienda, Paula Moreno, quienes informaron de la propuesta del documento económico que se llevará al próximo pleno.

Según Moreno «la plusvalía suponía una importante fuente de financiación, concretamente 1.850.000 euros para el ejercicio 2022. Las estimaciones realizadas por el Patronato Provincial de Recaudación por la reforma del impuesto supondrá aproximadamente una disminución del 39% de dichos ingresos».

«Mantenemos un superávit que generará un ahorro bruto inicial de 266.600 euros», tras fijarse el capítulo de gastos en 23,7 millones, detallaron.

Las inversiones, que se prevén realizar en el ejercicio ascienden a 3.240.199 euros, «el más elevado de lo que llevamos de legislatura», dijo, por su parte, Óscar Medina.