El servicio de urgencias del Hospital Valle del Guadalhorce ha cumplido seis años al servicio de la sociedad de todos los municipios de su área de referencia. La Junta de Andalucía destaca que el servicio se ha adaptado a progresivamente a las necesidades de los ciudadanos, y que han mejorado aspectos como la accesibilidad y la seguridad, además de optimizar los tiempos de respuesta y de eficiencia en los servicios urgentes. Este centro sanitario dependiente del complejo hospitalario Virgen de la Victoria, prevé que llevarán a cabo alrededor de 50.000 atenciones en total en todo el 2021 al finalizar este año.

También ha aumentado el número de consultas y ha mejorado y crecido la cartera de servicios debido a la optimización en la dotación tanto del servicio de Radiodiagnóstico como en el servicio de Laboratorio, con la ampliación en el procesamiento de pruebas y la implementación del banco de sangre, lo que ha agilizado muchos procesos. El tiempo de espera de recepción a los pacientes se ha reducido drásticamente y también subrayan en la Junta que se resuelven de forma eficiente todos los casos de sospecha de violencia de género o sumisión química.

Por parte del gobierno regional, han incidido en que han resuelto un elevado porcentaje de casos respiratorios durante la pandemia, y que próximamente se realizarán obras de mejora y ampliación del circuito respiratorio del centro. En referencia a la pandemia, recuerdan que han abierto una planta de hospitalización para mejorar la capacidad del centro y que han aumentado la rapidez de respuesta a los pacientes ingresados a cargo de Medicina Interna, que ingresan en caso de necesidad en el mismo centro sanitario para controlar su estado.

Otro gran avance que destacan es el de la implementación de la EPA, la Enfermería de Práctica Avanzada. La supervisora de Enfermería de Urgencias Hospitalarias, Carmen Ramos, ha resaltado que "ha ayudado a que este proyecto se consolide dentro de la cartera de servicios de este área de atención, a través de los protocolos consensuados por todos los implicados en la atención a pacientes".

Por último, Ramos ha añadido que se ha observado desde 2019 una disminución de los pacientes atendidos en su consulta, motivado probablemente por la fase de la pandemia, "que ha conllevado una disminución clara en las admisiones de urgencias y más aún de prioridades, que son las que se atienden en esta consulta".