La Diputación de Málaga, a través de la Delegación de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático, destina 2.258.306,49 euros a la mejora de cuatro estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de la provincia, las ubicadas en las localidades de Alameda, Alcaucín, Canillas de Albaida y Frigiliana.

Estas actuaciones de reforma y modernización de las instalaciones están gestionadas por el Consorcio Provincial del Agua de Málaga y forman parte de un paquete global de obras que tendrá continuidad en 2022 y que alcanza los diez millones de euros.

Así lo ha indicado el diputado de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático, Cristóbal Ortega, quien ha presentado esta inversión, incidiendo en "la necesidad del mantenimiento de las infraestructuras que se crean en la provincia para que continúen con un funcionamiento óptimo". Estas estaciones, ha añadido, "aun presentando características diversas, tienen en común la necesidad de ser acometidas con mejoras que palien el desgaste que sufren".

Del mismo modo, el diputado ha señalado que "la mayor parte de estas plantas llevan en funcionamiento un par de décadas y empiezan a encontrarse al límite de su capacidad de depuración. Por tanto, estos servicios de mantenimiento a realizar perseguirán mejorar el estado actual de las mismas, siguiendo la normativa legal de aplicación".

Para ello, se sustituirán y renovarán equipos y sistemas de la misma que se encuentren deteriorados, mejorando por tanto el servicio que prestan estas instalaciones. Estas plantas llevan a cabo una tarea fundamental, que es la de reducir la carga contaminante de las aguas residuales producidas por la actividad humana. Esta tarea tiene un alto valor medioambiental, por tanto, hay que dotar a estas plantas de los medios adecuados para su mantenimiento y reforma.

Consorcio provincial

Estas intervenciones están incluidas en la primera fase de las actuaciones de mantenimiento y mejora en las EDAR gestionadas por el Consorcio Provincial del Agua, que presta servicios de conservación en un total de 45 depuradoras en la provincia, de las que está previsto actualizar 23 para lo que se destinarán diez millones de euros.

En cuanto a las primeras actuaciones que se llevarán a cabo, en la EDAR de Alameda se invertirán 670.066,10 euros para paliar el desgaste que sufre e incluirá mejoras en el aislamiento de la zona de deshidratación y reparación de maquinaria desgastada. A la EDAR de Frigiliana, que atiende a una población censada de más de 3.000 habitantes pero que se ve notablemente incrementada a lo largo del año por su atracción turística, se destinan 889.151,98 euros.

Por lo que se refiere a la EDAR de Canillas de Albaida, situada en la zona baja junto al río Cájula, se invertirán 447.233,72 euros. Y la EDAR de Alcaucín contará con una inversión de 251.854,69 euros para reducir la carga contaminante de las aguas residuales producidas por la actividad humana.