El Ayuntamiento de Antequera ha saldado una deuda cercana al cuarto de millón de euros (221.000) en materia de transporte urbano. Se trata de una demanda que la anterior empresa concesionaria, Protomed 10, interpuso al Consistorio en 2015 por incumplimiento de contrato, que fue suscrito en 2005, hace 17 años.

La magistrada del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Málaga ha fallado la sentencia condenando a la Administración local a pagar una indemnización de 198.000 euros más 23.000 euros de intereses debido al incumplimiento de una cláusula del convenio entre ambas entidades que estipulaba que el Ayuntamiento tenía que haber proporcionado una oficina y una nave como aparcamiento y garaje para los vehículos, por lo que la empresa tuvo que asumir los recibos de los alquileres.

No obstante, el Ayuntamiento se ha librado de tener que hacer frente a una parte de una deuda de 3 millones de euros por la explotación de las marquesinas, ya que en su día ninguna de las partes cumplió con el acuerdo.

El alcalde de Antequera, Manuel Barón, ha confirmado que se abonó el pago el pasado 7 de enero para satisfacer la deuda que dejó el anterior equipo de gobierno. "Los antequeranos seguimos pagando la herencia socialista, pero podemos decir que ya está enterrada la deuda de la ciudad con el transporte urbano que fue suscrita por la pésima gestión del PSOE".

Barón ha recordado todos los problemas que provocó la gestión del transporte de la ciudad años atrás: "Huelgas de conductores, pésimo mantenimiento de los vehículos, falta de atención a los usuarios y hasta una contratación paralela innecesaria a la Estación de Santa Anda que les costaba a los antequeranos 6.000 euros al mes".

Esta situación contrasta, según el alcalde, con la actual con una flota de vehículos renovada, con gratuidad en el servicio para diferentes colectivos y franjas de edad y con un servicio formal.