Un equipo de investigadores dirigido por el catedrático del Departamento de Análisis Geográfico Regional y Geografía Física de la Universidad de Granada (UGR) José Gómez Zotano ha descubierto una antigua población de pinsapos endémicos (abies pinsapo) en la Serranía de Ronda (Málaga), utilizando técnicas novedosas, a partir de restos de carbón vegetal presentes en el suelo.

De acuerdo con los resultados del estudio, el pinsapo, actualmente catalogado como especie en peligro de extinción, ha visto reducida "de forma drástica" su área de distribución en los últimos milenos como consecuencia de los incendios forestales, su principal amenaza, según ha informado la UGR en una nota sobre este estudio.

Los geógrafos de la UGR han trabajado con la pedoantracología --búsqueda, tratamiento y análisis taxonómico de carbón procedente de vegetación leñosa incendiada en suelos no arqueológicos-- gracias a la cual han hallado "un importante volumen de información inédita sobre la composición y dinámica de los bosques de la serranía rondeña".

En este sentido, destaca el descubrimiento de antiguas poblaciones del endemismo Abies pinsapo en enclaves en los que esta especie está ausente en la actualidad, como Jarastepar (Sierra del Oreganal), Sierra Palmitera y Fuenfría Alta (Sierra Bermeja), con 47 cronologías que abarcan casi la totalidad del periodo del Holoceno.

Esta información, colectada durante los últimos ocho años a través de diferentes proyectos de investigación (Ultraforests y Paleopinsapo) liderados por el equipo de geógrafos de José Gómez Zotano, ha permitido conocer -con una elevada precisión espacial- la evolución de este singular abeto durante los últimos milenios.

Las nuevas aportaciones constituyen una importante fuente para el conocimiento de la Serranía de Ronda, a caballo entre las provincias de Cádiz, Málaga y Sevilla, que presenta una interesante pero aún desconocida historia ambiental. La información, contextualizada y puesta en relación con el resto de fuentes disponibles, constituye un recurso "muy útil para la gestión adaptativa de los pinsapares frente al cambio global".