El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha anunciado un paquete extraordinario de medidas con el objetivo de garantizar el abastecimiento de agua a la población y combatir los efectos de una sequía que ha definido de "extrema gravedad"; una ·"situación límite", ha subrayado el regidor, que va a requerir de un esfuerzo por parte de todos para reducir el consumo entre un 20% y un 30%.

Con ello se pretende asegurar el suministro de cara al verano y, si no es posible, se tendrán que implantar restricciones en agosto o septiembre. "Nunca hemos vivido una situación así", ha asegurado Villanova, que recuerda que se trata de un problema generalizado en toda la provincia, en Andalucía y en buena parte del país.

Para ello, este viernes se lleva a pleno la modificación de la ordenanza reguladora de la tasa de prestación del servicio de suministro, que no se tocaba desde hacía una década, con el fin de promover el ahorro y penalizar el gasto excesivo. Para ello se va a incrementar el cuarto tramo (el de mayor consumo) en un porcentaje equivalente al IPC, mientras que los tramos uno, dos y tres se mantendrán igual. La finalidad es fomentar hábitos sostenibles, evitar el despilfarro y que sean cada vez menos los domicilios que lleguen al cuarto bloque.

Por otra parte, se va a aprobar un decreto de emergencia que posibilitará invertir otro millón más en obras para asegurar el abastecimiento de agua de cara al verano.  Entre estas obras, el Consistorio quiere continuar con las obras de modernización de la red, cambiando las tuberías antiguas por otras nuevas para evitar fugas, y realizar sondeos para detectar si hay aguas subterráneas que se puedan aprovechar.

Villanova ha cifrado en más de 30 millones lo que se ha invertido en los últimos tiempos en renovar estas infraestructuras, unas actuaciones que pueden suponer un ahorro de más del 50% por acabar con las fugas y averías en las instalaciones más anticuadas.

El primer edil ha advertido no obstante de posibles restricciones en el servicio para el verano si continúa sin llover. "Nunca hemos vivido una situación así en 60 años", ha dicho Villanova, que ha incidido que se trata de una "emergencia climática generalizada", por lo que ha pedido la solidaridad y comprensión de la ciudadanía.

Campaña informativa

El Ayuntamiento va a llevar a cabo una campaña informativa para concienciar a la población, sensibilizar y comunicar prácticas y hábitos que faciliten el ahorro, desde la correcta depuración de las piscinas al uso de plantas y especies de bajo consumo de agua en los jardines privados.

El Consistorio también viene trabajando en esta línea, con una apuesta clara por la vegetación, árboles y arbustos de clima mediterráneo que requieren de poco riego en zonas verdes públicas, el aprovechamiento de agua no potable y la modernización de los sistemas de riego.

Garantía de abastecimiento

Villanova ha recalcado que el esfuerzo será mayor en los próximos dos años, al menos hasta que vea la luz el gran proyecto que ya ha comprometido la Junta de Andalucía para asegurar el abastecimiento en alta de Alhaurín de la Torre mediante una gran tubería procedente de la zona de Churriana.

Se trata de una actuación que el Consistorio llevaba décadas reclamando, que supondrá una inversión cercana a los 11 millones y que posibilitará una fuente de suministro alternativa al sobrecargado acuífero de la Sierra de Mijas. La Junta licitó la redacción del proyecto hace un par de meses.

El alcalde ha insistido en que son varios los pozos situados en la sierra que se han secado, por los que el Ayuntamiento incluso ha tenido que prestar auxilio a urbanizaciones privadas para garantizar cuanto menos el mínimo de agua que cuantifica la OMS para consumo humano.