El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha aprobado la modificación de la ordenanza que regula la tasa del agua por la que se penalizarán los grandes consumos y el despilfarro de agua. Esta es una de las tres medidas urgentes que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento ha adoptado en los últimos días para intentar ahorrar un 30% de agua con el fin de garantizar el suministro en esta época de sequía extrema y evitar así las restricciones.

El punto ha prosperado con el voto favorable del Grupo Popular (12 votos) y el contrario de la Oposición (PSOE, Adelante Alhaurín de la Torre y los dos no adscritos).

El Ayuntamiento de Alhaurín informa de que la ordenanza llevaba una década sin cambio alguno y la modificación incrementa sólo al bloque 4, que corresponde a los consumos a partir de 54 metros cúbicos, y se carga un 16,4% equivalente al IPC acumulado entre 2012 y 2021, para que los abonados de este tramo se conciencien de la importancia de controlar más el uso del agua y evitar malgastarla.

El regidor asegura que, como mínimo, 8 de cada 10 familias no experimentara apenas cambios en el recibo trimestral, ya que la gran mayoría se encuentra en los bloques de consumo 1, 2 y 3. Tan solo habrá un suave incremento de la cuota fija, en torno a 7 euros, que se reparte a razón de 0,58 euros al mes, es decir, menos de dos euros al trimestre.

La ordenanza se ha modificado a partir de un informe técnico del Servicio Municipal de Agua y Saneamiento, Aqualauro, en el que se calcula que el consumo puede llegar a aminorarse un 30%. Villanova y Sánchez recuerdan que, como mucho, los ingresos apenas subirán 120.000 euros frente al incremento de un 300% de la energía eléctrica el último año y el incremento del precio de los materiales para la extracción y conducción del agua.

"No queremos recaudar, sino reducir el consumo a toda costa y que haya reserva suficiente de agua en los acuíferos y que el nivel de los pozos aumente. La población alhaurina puede estar tranquila, la gran mayoría no verá en absoluto modificado su recibo; antes al contrario, si ahorra y no despilfarra incluso pagará menos, y los mayores consumidores, si hacen un uso responsable del agua, no verán el recibo afectado, Lo principal es que este verano no falte el agua en ninguna vivienda”.

Sondeos

Entre las medidas para hacer frente a la sequía, el equipo de Gobierno ha anunciado obras de emergencia por valor de 1,5 millones de euros, como la ejecución de sondeos en la zona de Caracolillos, en los pozos de Pinos de Alhaurín 4 y 5 y en El Romeral para buscar fuentes alternativas de agua, así como la renovación de toda la red de abastecimiento en La Alquería para reducir las fugas y averías.

Igualmente, se ha emprendido una intensa campaña informativa y de sensibilización social para recomendar prácticas y hábitos que faciliten el ahorro, desde la correcta depuración de las piscinas al uso de plantas y especies de bajo consumo de agua en los jardines privados.

"Estamos en una situación de extrema sequía, una emergencia climática generalizada. En este invierno, la Agencia de Meteorología ha recogido para la zona de Málaga una precipitación de menos de 50 litros por metro cuadrado, el peor dato de los últimos 80 años. No tenemos agua porque no llueve. En el año 2021, el embalse de La Viñuela recibió solamente 24 hectómetros cúbicos y está al 15% de su capacidad, cuando en 2010 sumó 212. La situación del acuífero de la Sierra de Mijas, que es nuestra única fuente de abastecimiento no es para nada mejor. Poco a poco, los pozos se van secando, cada vez el agua está mas profunda, lo que hace que la subida del coste de su extracción se vea aumentado directamente", ha explicado el concejal.

Ya a principios de 2020, fue necesario decretar una serie de obras de emergencia con un montante económico de casi 2 millones de euros, aparte de las obras que se realizan de mantenimiento y conservación de las redes de abastecimiento y que superan el millón de euros anuales. "Gracias a estas medidas, el suministro de agua ha estado garantizado en el municipio", indica el alcalde, quien cifra la inversión en este siglo XXI en más de 30 millones de euros, y una infraestructura de más de 20 pozos, varios aljibes y decenas de kilómetros de conducciones.