El municipio de Monda, en pleno Valle del Guadalhorce, cuenta desde esta semana con cinco nuevos desfibriladores externos semiautomáticos distribuidos en diferentes puntos estratégicos del municipio que se suman al ya instalado en la Casa Consistorial.

La alcaldesa de la localidad, María Fernández, entiende que "este paso es fundamental para facilitar la asistencia urgente ante una parada cardiaca en todo el municipio, desde el equipo de gobierno entendemos indispensable que los nuevos desfibriladores se encuentren instalados en puntos estratégicos como el CEIP Remedios Rojo, el campo de fútbol y Policía Local".

Tanto los agentes de policía local como monitores deportivos municipales y Protección Civil han realizado el curso homologado por los servicios de Emergencias 112 en el manejo del Desfibrilador Externo Automático (DEA) y Desfibrilador Externo Semiautomático (DESA).

Los desfibriladores, modelo Beneheart, se encuentran distribuidos en el colegio público Remedios Rojo, en las instalaciones de la Policía Local, el campo de fútbol, el ayuntamiento y el gimnasio.