Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Sequía

Cártama pide a la Junta una solución para garantizar el agua a medio y largo plazo

El concejal de Obras, Juan Francisco Lumbreras, afirma que no saben de cuánta agua disponen de cara al verano y no descarta restricciones

Sustitución de tuberías en Cártama.

El Ayuntamiento de Cártama ha alertado a la Junta de Andalucía de que no sabe cuánta agua les queda de cara al verano. «Simplemente no sabemos de cuánta agua disponemos», explica el concejal de Obras Juan Francisco Lumbreras.

«Nuestro problema no es de ahora, es de siempre y queremos sentarnos con la Junta para adoptar las soluciones que nos permitan garantizar el suministro de agua a la población a medio y largo plazo», explica el edil de Obras.

Cártama se abastece única y exclusivamente de pozos. «Nosotros no podemos hacer previsiones como Málaga, porque la capital se abastece de pantanos y sabe en cada momento de cuánta agua dispone y para cuánto tiempo. Nosotros, no. Al depender de aguas subterráneas, no tenemos forma de saber de cuánta disponemos. Ni nosotros ni los municipios del Valle del Guadalhorce que, a pesar de ser la comarca con más pantanos, nos abastecemos de aguas subterráneas. Por eso, ante la peor sequía a la que nos enfrentamos, pedimos a la Junta que se sienten los técnicos para estudiar cuáles son las soluciones a medio y largo plazo», explica el edil de Obras.

Ante la peor sequía en 80 años, Cártama no sabe cuánto tiempo va a poder garantizar el suministro y mucho menos cuando se incremente la población en verano.

Pero el problema no es coyuntural sino estructural, explica el concejal. Desde el año 2005, Cártama ha ganado más de 10.000 habitantes, pero sigue dependiendo de un único acuífero.

«Desde entonces hemos hecho campañas de concienciación para un uso razonable del agua; actualmente utilizamos un 80% de agua no potable para riego y hemos reparado la red de distribución hasta el punto de que, de acuerdo con la lectura de los medidores de captación y de los contadores de facturación, podemos afirmar que en 2005 aprovechábamos un 40% del agua que circulaba por la red, debido a las fugas y el robo de agua, pero actualmente aprovechamos el 80%», explica Juan Francisco Lumbreras.

«Eso nos ha permitido mantener el suministro de agua a los vecinos, a pesar del incremento exponencial de población, pero seguimos dependiendo de los mismos recursos y necesitamos una solución».

Juan Francisco Lumbreras explica que La ley y la Unión Europea les exigen no utilizar las aguas subterráneas pero es la Junta de Andalucía la que decide en la comunidad autónoma cómo se distribuyen los recursos y la que debe de proporcionar otra alternativa al municipio.

Por ello, el pasado miércoles, el alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, junto al edil de Obras y un técnico municipal se reunieron con la delegada de la Junta de Andalucía, Patricia Navarro, y el delegado de Agricultura, Fernando Fernández Tapia, para pedirles la creación de una mesa técnica de trabajo que permita estudiar las posibles soluciones a medio y largo plazo.

«A corto plazo, si empieza a descender el agua de los pozos, Emasa podría cedernos algunos de los muchos pozos que tiene en el Guadalhorce, porque hemos sondeado otros puntos del término municipal pero el agua que obtenemos tiene mucho hierro y eso obligaría a tratarla a través de una planta potabilizadora», explica el edil.

A largo plazo, deben ser los técnicos quienes digan cuáles son las mejores soluciones. Entre ellas, el Ayuntamiento de Cártama propone poner una toma de agua en superficie en el río Guadalhorce, en la zona de la Jaima, donde actualmente Emasa recoge 1.200 litros de agua por segundo, en dirección al Atabal, con destino a la capital malagueña.

Otra solución sería aprovechar la gran tubería que la Junta está construyendo desde la Costa del Sol hacia la capital y aprovechar el ramal que se prevé construir desde Churriana hasta Alhaurín de la Torre para construir otra conducción hacia Cártama. «No sabemos si técnicamente es posible, por eso pedimos que los técnicos se sienten, lo estudien y nos digan cómo podemos garantizar el agua a los vecinos en el futuro».

Compartir el artículo

stats