La Diputación de Málaga, a través de La Noria y la Asociación Autismo de Málaga impulsan el proyecto 'Puedo aprender, puedo trabajar' de orientación laboral para personas con trastornos de espectro autista (TEA) en zonas rurales de la provincia.

Un total de 18 jóvenes de entre 16 y 25 años de Álora, Pizarra y Casares participarán en este proyecto formativo que se enmarca en el convenio de colaboración entre la Diputación de Málaga y la Fundación “La Caixa”.

El proyecto trabajará el emprendimiento con jóvenes en situación de vulnerabilidad mediante apoyos de orientación y acceso al mundo laboral, y se les proporcionará herramientas innovadoras, creativas y lúdicas para escoger el itinerario laboral más adecuado mediante metodologías personalizadas.

La vicepresidenta segunda y diputada de Innovación Social y Atención al Despoblamiento, Natacha Rivas, ha presentado esta mañana esta iniciativa en el Ayuntamiento de Pizarra y ha incidido en la necesidad de "trabajar en la inclusión social de estas personas, de la mano de entidades sociales, públicas y privadas; sumando esfuerzos y estableciendo sinergias los jóvenes tendrán una oportunidad de futuro en el territorio rural".

La iniciativa busca la sensibilización y concienciación de las empresas de los municipios cercanos sobre la importancia de contratar a personas con TEA y con los que, posteriormente, se concertarán contratos para realizar prácticas laborales.

Las personas con TEA presentan especiales dificultades para el acceso al mercado laboral, puesto que suelen tener problemas, en muchas ocasiones, por la falta o retraso de habilidades sociales y comunicación, en procedimientos como la entrevista de trabajo, curriculum vitae, o búsqueda de ofertas.

El programa supone el desarrollo de seis talleres en Pizarra, Álora y Casares de asesoramiento, información y entrenamiento en diferentes habilidades que faciliten su inserción profesional.

Asimismo, tanto a nivel individual como grupal, el proyecto trabajará, de la mano de psicólogos y trabajadores sociales, aquellos aspectos personales que puedan ayudar a los participantes a conseguir objetivos, como autoconocimiento y aumento de la autoestima, definición del perfil profesional o motivación hacia una búsqueda activa de empleo.

La iniciativa también contribuye a reducir la brecha digital en el colectivo de jóvenes con diversidad funcional respecto al resto de la población. En este sentido, se les proporcionará acceso a los nuevos recursos TIC y otras herramientas para su desarrollo personal y profesional.

A la presentación han asistido la vicepresidenta de la Asociación Autismo Málaga, Encarna Villalba; el alcalde del Ayuntamiento de Pizarra, Félix Lozano, y la responsable de Acción Social en Andalucía Oriental y Murcia de CaixaBank, Yolanda Solero.