El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado la declaración de la ampliación de la fábrica de Prolongo en Cártama como proyecto estratégico. Así lo ha anunciado el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, tras la reunión que mantiene el Consejo del Gobierno andaluz todos los martes.

Esta declaración supone que la Junta de Andalucía se compromete a agilizar todos los trámites administrativos necesarios para facilitar a la empresa Faccsa-Prolongo que desarrolle el proyecto para la ampliación de las instalaciones de la compañía en el término municipal de Cártama, que supondrá la construcción del mayor centro cárnico del país, en el que invertirá 250 millones de euros y creará 547 puestos de trabajo durante las obras de construcción y 2.000 una vez que esté en funcionamiento.

De esta manera, el proyecto de Faccsa-Prolongo disfrutará de una tramitación urgente y preferente, de una reducción de los plazos administrativos -cuando ello sea posible-, así como de la asignación de un Project Manager de la Unidad Aceleradora de Proyectos de Interés Estratégico que puso en marcha la Junta de Andalucía en 2019 para garantizar un seguimiento individualizado de proyectos de gran envergadura como el que la empresa malagueña va a desarrollar a partir de ahora y con el que va a contribuir a la creación de riqueza y empleo.

De hecho, la ampliación de Faccsa-Prolongo en Cártama tiene como objetivos atender la demanda exterior actual y futura de la compañía así como la modernización de sus instalaciones, con el fin de ser pionera en la economía circular y la preservación del medio ambiente.

Para ello, Faccsa-Prolongo a va levantar unas modernas instalaciones de 160.000 metros cuadrados en una parcela industrial situada entre el río Guadalhorce y la barriada García Agua, en la zona de la Capellanía, un proyecto que incluirá medidas correctoras para contrarrestar la inundabilidad del terreno y una nueva subestación eléctrica que le garantice el servicio.

A través de esta ampliación, la compañía que preside Ramón Soler quiere atender la creciente demanda del mercado asiático. Para ello, quiere alcanzar una producción inicial de 10.000 cerdos al día e ir ampliando el complejo industrial hasta alcanzar una producción de 40.000 cerdos al día.