Las intensas lluvias registradas en la provincia malagueña están siendo especialmente intensas en la zona occidental. Uno de los municipios más afectados es Genalguacil, que ha sufrido el desbordamiento del río Almáchar. Este jueves, el alcalde del municipio, Miguel Ángel Herrera, ha informado por redes que la mitad de su pueblo se encuentra incomunicado tras las lluvias, debido al corte de la carretera MA-8302. Además, en estos momentos, según el regidor se ha incrementado el número de desprendimientos.

Herrera ya comunicó ayer que la parte más afectada es la que separa al municipio del río Almáchar, donde se encuentran aisladas "unas 20 o 30 familias". "No se puede transitar, ni los vecinos pueden salir ni podemos entrar a vigilar y cuidar los animales", ha añadido. Asimismo, ha señalado que la situación se produce "todos los inviernos" y que se ocasiona por una "gran deficiencia en las infraestructuras".

"¿Los vecinos de tienen que estar incomunicados porque no se han hecho los puentes?", ha preguntado el alcalde, que entiende que cuando llueve "hay desprendimientos y pude haber un corte puntual, pero que sea el segundo día y los vecinos antes del lunes no van a poder salir...".

Así, el regidor ha aprovechado la ocasión para lanzar un llamamiento a las instituciones responsables: "Estamos a la espera de que nos den una solución, pero por aquí no aparece nadie", en referencia a la Junta de Andalucía. "Lo llevo reclamando a la Junta cuando gobernaba el PSOE y ahora, pero nunca se ha hecho nada ni tampoco les importamos", ha explicado.

Genalguacil, que cuenta con apenas 400 habitantes, fue uno de los municipios más afectados en el incendio de Sierra Bermeja del pasado año, en el que se calcinaron unas 10.000 hectáreas. En este sentido, Herrera explica que "cada vez que hay una catástrofe los pueblos nos sentimos abandonados".

Así, ha incidido en que "a los vecinos que están teniendo algún problema lo está rescatando el propio Ayuntamiento sin apenas recursos, porque aquí nadie ha venido a ofrecernos recursos. Ni la Junta ni Diputación ni Gobierno central... nadie nos ha llamado para ver qué necesitamos", ha concluido.