El Grupo Municipal Socialista presentó una moción en la que solicita "instar al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre a dejar sin efecto sendas subidas acordadas para la tasa municipal del agua y para la tasa municipal de saneamiento y depuración"

La ordenanza municipal reguladora de la tasa del agua establece un incremento de coste del 16,4% en el 4º tramo de consumo. 

Una propuesta que salió adelante gracias al voto a favor del del Equipo de Gobierno (Partido Popular), mientras que la totalidad de la oposición (PSOE, Adelante Alhaurín de la Torre y el concejal y la concejala no adscritos) votó en contra. 

Los dirigentes populares defendieron que esta decisión no busca penalizar a la población, ni tiene como propósito aumentar la recaudación obtenida, sino que es una consecuencia de la situación de sequía presente en ese momento, y que llegaron a calificar como la peor vivida durante los últimos 80 años.

La única intención no era otra que la de "asegurar la sostenibilidad de las reservas en la época más dura del año, el próximo verano, y evitar así las molestas restricciones".

David Márquez, el portavoz socialista considera que "es la ocasión en la que Villanova ha de retratarse y hacer ver si realmente realizó esta subida únicamente por la sequía o si, por el contrario, es un castigo al bolsillo de los ciudadanos por una sobreexplotación que se debe, únicamente, a la mala gestión de los recursos que realiza su gobierno".

"Ha llovido mucho y bien, el agua ha calado y ha llenado los acuíferos, garantizando reservas de agua para al menos un año", sostienen.