La Guardia Civil, con la colaboración con la Policía Local de Alhaurín el Grande, ha desarticulado un punto de venta de droga muy activo en un operativo que ha culminado con la detención de dos personas que presuntamente se dedicaban a la venta de estupefacientes al menudeo. Según la Comandancia de Málaga, los agentes comprobaron que dos individuos estaban vendiendo estupefacientes en una vivienda de la localidad que habían ocupado ilegalmente y a la que habían enganchado a la red eléctrica con un rudimentario sistema que podía provocar la sobrecarga del sistema o incluso el incendio del inmueble. "Además, llevaban a cabo su actividad delictiva en presencia de menores que convivían con ellos en el domicilio", ha explicado el instituto armado a través de un comunicado.

En el registro de la vivienda, los agentes encontraron 500 gramos de marihuana, 30 dosis de cocaína base, 5 gramos de cocaína en roca y otros 50 gramos de mezcla de estupefacientes con un alto grado de adulteración que la hacían especialmente peligrosa para la salud. Igualmente, se intervinieron elementos para la elaboración de las dosis como básculas de precisión, envoltorios y sustancias para adulterar, entre otros objetos procedentes de robos entre los que destacan 16 relojes de varias marcas de alta gama.

Los detenidos, acusados de delitos contra la salud pública, contra el patrimonio y defraudación de fluido eléctrico, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial que decretó su ingreso en prisión.