La Guardia Civil investiga a dos personas en Coín por su presunta implicación en el robo de materiales utilizados en la ganadería ecuestre y carruajes. Según ha informado hoy la Comandancia de Málaga, la operación Guardicioneros se inició tras recibir el instituto armado varias denuncias por diversos robos cometidos en explotaciones ecuestres. Los denunciantes trasladaron la sustracción de diversos correajes y arreos, un equipamiento que tiene un alto valor económico, "ya que son realizados por artesanos especializados dedicados exclusivamente a la producción de los mismos".

Material recuperado.

Fruto de la investigación llevada a cabo, los agentes tuvieron conocimiento que una persona exhibía en una red social unos arreos completos de enganche para carro que podrían pertenecer al denunciante de un robo cometido en una finca del municipio de Prado del Rey (Cádiz). Tras contactar con el denunciante, los agentes le mostraron los correajes puestos a la venta para verificar si eran de su propiedad, identificándolos "sin ningún género de dudas" por las marcas e iniciales que lucían.

Tras las gestiones para el esclarecimiento de este robo, la Guardia Civil recuperó los arreos en una finca de la localidad malagueña de Coín, donde se abrieron diligencias contra dos personas. Esta actuación ha sido llevada a cabo por efectivos de la Compañía de la Guardia Civil de Antequera.