Kiosco

La Opinión de Málaga

Incendios forestales

Más de 2.000 hectáreas ya arrasadas en el segundo incendio de Sierra Bermeja en menos de un año

Los medios aéreos, tras mejorar la visibilidad y disminuir la inversión térmica, se han vuelto a sumar a las labores de extinción mientras continúa el trabajo por tierra - Hay tres municipios afectados, Pujerra, Benahavís y Júzcar

62

Un millar de efectivos trabajan para controlar el fuego de Sierra Bermeja Álex Zea / Javier Lerena

Más de 2.000 hectáreas se han calcinado ya en el segundo gran incendio que sufre el macizo de Sierra Bermeja en menos de nueve meses. Con el nivel 2 de emergencia activo desde las ocho de la tarde de ayer, el fuego afecta a Pujerra, Benahavís y Júzcar, lo que ha obligado a desalojar hasta 2.000 personas que han pasado la noche en una carpa habilitada en San Pedro de Alcántara.

Hay casi un millar de efectivos desplegados aunque, por ahora, solo se está atacando el fuego por tierra debido a que la mala visibilidad sigue impidiendo trabajar a las aeronaves, lo que dificulta las tareas de extinción.

Desde el Infoca explican que habrá que esperar a que se rompa la inversión térmica que ha provocado una nube densa sobre el incendio, lo que hace inviable el despegue de los medios aéreos aunque, por el contrario, facilita el trabajo desde el suelo. "Es lo que llevamos haciendo toda la noche y estamos consiguiendo alguna mejora", ha señalado el director del Centro Operativo Regional (COR) del Infoca, Juan Sánchez, que también estuvo al frente del operativo que extinguió el incendio que se produjo en septiembre.

"A las horas que estamos de la mañana, las 11, las horas con menos calor del día, cuando más eficaces son los medios, todavía no han podido despegar", ha añadido el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo. "Esperamos que el viento evolucione favorablemente en las próximas horas y sobre todo disipe la inversión térmica para que los medios puedan trabajar de forma eficaz".

No es de sexta generación

Desde el Infoca no califican este incendio como de sexta generación ya que aunque la orografía del terreno es la misma, la situación del combustible vegetal, esto es, los arbustos y el forraje silvestre, no se encuentran en la misma situación de estrés hídrico como les ocurría el año pasado, que venían de soportar el clima seco de todo el verano.

"No es un incendio de sexta generación. La situación de los combustibles del año pasado recuerden estaban en un estrés hídrico tremendo, esto ha pasado al principio del verano. Es cierto que llevábamos unos días de fuerte calor, pero llevábamos pocos días de terral. No tiene nada que ver la situación del combustible de aquel monte con este. La situación era totalmente distinta", ha incidido Juan Sánchez, que aún así ha reconocido que el recuerdo del anterior incendio "es inevitable".

Incendio forestal en el paraje La Resinera de Pujerra Álvaro Cabrera / Antonio Paz (EFE)

En cuanto a la población desalojada, no hay fecha prevista para que puedan retornar a sus casas aunque desde el Infoca esperan que "no sea en demasiado tiempo".

"El riesgo que había ayer a la población como puede verse por el viento que tenemos es muchísimo menor, lo que pasa es que todavía nos queda un día por delante. A medida que pasan las horas, la atmósfera se calienta, el viento se moverá y siempre hay posibilidad de incendios secundarios que pueden entrañar cierto peligro. Cuando tengamos la seguridad absoluta que la población está segura, regresará todo el mundo a su casa", ha recalcado el director del COR del Infoca.

Precisamente fue el fuerte de viento de ayer lo que dificultó en gran medida las labores de extinción de los bomberos forestales del Infoca y el Consorcio Provincial de Bomberos. Entonces las altas temperaturas se vieron acompañadas de fuertas rachas de viento de terral, que oscilaron entre los 25 y los 40 kilómetros por hora.

Esa velocidad del viento provocó que las llamas llegasen a avanzar hasta 30 metros por minuto en una zona inaccesible por tierra y con una densa arboleda de castaños de Sierra Bermeja, dentro de la finca privada La Resinera, de las más extensas de la Costa del Sol.

Una jornada larga

Desde el Infoca ya advierten que la de hoy será una "jornada larga", donde la evolución del viento y la humedad tendrán un papel fundamental en la evolución del incendio.

Con todo, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, espera que a lo largo de este jueves el fuego pueda quedar "controlado". Así, Moreno confía en que las tareas de extinción tengan menos dificultad este jueves porque todo parece indicar que habrá un viento de levante "más fresco" que podría empujar el fuego hacia la zona que ya se quemó el pasado año, donde no hay masa forestal, y podría ya "prácticamente controlarse".

Compartir el artículo

stats