Miles de vecinos y visitantes han participado este fin de semana en una histórica romería de San Juan Bautista en Alhaurín de la Torre que recuperaba el formato de dos días en mitad de un ambiente irrepetible y lleno de alegría, tras de dos años sin fiestas como consecuencia del coronavirus.

Los actos comenzaron el sábado por la tarde, con una misa oficiada por el párroco Pepe Planas, conocido como el cura flamenco, en el Parque Municipal. Acto seguido, tuvo lugar la salida hacia el arroyo El Pinar con casi 20 carrozas, entre ellas, las de las cofradías y distintos colectivos. Todas ellas acompañaron a la de San Juan, que estrenaba una nueva carreta de orfebrería. El momento culmen llegó a las diez y media de la noche, con la actuación de Juanlu Montoya, una vez instalados todos los romeros en el Llano de los Pinares.

El domingo se celebraron diversas actividades, como un espectáculo ecuestre y la actuación del grupo Amorai y Las Soles. El alcalde, Joaquín Villanova, y el edil de Fiestas, Andrés García, han calificado esta edición de gran éxito tras recuperar el formato de dos días de duración y por el gran número de personas que habían acudido.

Al mismo tiempo, han recalcado que la juventud del municipio ha demostrado saber estar a la altura, manteniendo viva esta tradición y con un comportamiento ejemplar. Y es que durante los dos días, los vecinos del municipio han podido disfrutar de una exitosa Romería que pasará, sin duda, a la historia por celebrarse con un gran ambiente y sin ningún incidente.