Dos semanas y cuatro días después de que se iniciase, el incendio de Pujerra ha quedado definitivamente extinguido, según ha informado esta misma tarde el Infoca en sus redes sociales. Las llamas se declaraban el miércoles 8 de junio y este domingo, día 26, han quedado extinguidas a las ocho de la tarde, después de afectar a los municipios de Benahavís, Estepona, Faraján, Igualeja, Jubrique, Júzcar y Pujerra, donde se declaraba en la zona de la finca La Resinera y por cuyo origen se detuvo y tomó declaración a cuatro personas que habrían realizado trabajos con maquinaria sin los pertinentes permisos. Además, el fuego unido a las condiciones meteorológicas en las primeras horas desde su inicio, obligaron al desalojo preventivo de cerca de 2.000 vecinos de Benahavís, de la zona de Velerín Alto y de las urbanizaciones Montemayor, Marbella Club y Benahavís Hills.

La extinción del incendio ha resultado una tarea complicada debido a la orografía, al declararse en un terreno abrupto y con una arboleda bastante densa, así como a las condiciones del tiempo que se han registrado en las dos últimas semanas en la provincia. Estas dificultades, añadidas a la ya difícil tarea de luchar contra las llamas, provocaron que tres bomberos forestales del Plan Infoca resultaran heridos con quemaduras de diversa consideración durante su trabajo en las primeras horas del incendio.

El informe provisional de daños publicado por la consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible a mediados de la semana pasada, el total de superficie afectada estaría en torno a las 4.860 hectáreas dentro de los siete términos municipales antes mencionados, alcanzando todo tipo de vegetación: desde arbolado (2.743 hectáreas) a matorral (1.810 hectáreas), además de algunos pastos, áreas agrícolas y terreno dedicado a otros usos.

En su extinción han participado más de 3.300 profesionales del Plan Infoca --81 de ellos, agentes de Medio Ambiente--, repartidos en distintos turnos, que han contado con 142 vehículos terrestres. Respecto a los trabajos desde el aire hasta la declaración del incendio como controlado --el pasado miércoles 15 de junio--, se realizaron un total de 234 misiones aéreas, desplegando para ello hasta 22 medios aéreos por día.

A este operativo se han sumado también otros 233 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se trasladaron hasta la zona incendiada con 23 vehículos ligeros y 58 vehículos.