Agentes de la Guardia Civil de los puestos de Álora y de Pizarra con el apoyo de efectivos de la Compañía de la Guardia Civil de Coín, en el marco de la operación Belomer 22, han detenido a una persona acusada de ser la autora de delitos de robo con fuerzas y hurtos en establecimientos públicos del núcleo urbano de la localidad malagueña de Álora. Al parecer, vendía lo sustraído rápidamente para conseguir dinero y consumir estupefacientes.

La investigación se inició tras recibir varias denuncias por robos cometidos en comercios de dicho municipio. El presunto autor accedía a los establecimientos rompiendo las puertas de acceso a los mismos sustrayendo el dinero y los objetos de valor. En estos hechos se han denunciado la sustracción de 890 euros en efectivo, una caja registradora, bolsos y otros objetos.

Tras las gestiones realizadas fue identificado y detenido el presunto autor de los hechos, un vecino de la localidad que para evitar la acción policial no tenía domicilio fijo, mudándose continuamente entre viviendas de amigos y familiares. Esta persona había vendido los objetos sustraídos presuntamente para conseguir dinero para el consumo de sustancias estupefacientes.