El joven de 22 años que conducía el coche en el que él y dos adolescentes murieron en Ronda el miércoles no tenía carné de conducir porque había perdido todos los puntos del mismo con diferentes infracciones de tráfico, según fuentes cercanas a una investigación cuya principal hipótesis es que se salió del camino de tierra por el que circulaba por un exceso de velocidad. Las pesquisas también han revelado que el conductor no llevaba el cinturón de seguridad puesto, elemento de retención que sí usaban los dos menores de 15 y 16 años. El accidente se conoció sobre las 2.30 horas del miércoles, apenas unos minutos después de que el vehículo, un Mercedes-Benz, fuera avistado en la zona urbana de Ronda por una patrulla de la Policía Nacional que intentó darles el alto al comprobar que infringía el reglamento de circulación. La reacción del conductor fue huir a gran velocidad y los agentes no pudieron seguirlo, pero comunicaron por radio los hechos al resto de cuerpos policiales. La Policía Local reportó poco después que el mismo vehículo se había despeñado por un terraplén tras salirse de un camino vecinal de tierra próximo a la A-374, vía sobre cuyo margen derecho quedó completamente volcado el turismo.