La plataforma en defensa de la sanidad pública Marea Blanca ha denunciado esta mañana desde Antequera la falta de personal en los centros de salud de Málaga durante los meses verano. "Desde hace muchos años la situación en verano es muy precaria, pues se cierran muchos centros de salud por la tarde y esto se debe a que no se cubren las bajas ni los puestos de trabajo en vacaciones ni por jubilaciones", ha explicado Rafael Cañada, miembro de la plataforma, desde donde reivindica al nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía más inversión para la sanidad pública, sobre todo para mejorar la Atención Primaria.

Cañada ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que reivindique y sea ella misma "la dueña" de sus servicios públicos. "Teníamos una sanidad pública excelente, pero cada vez nos vamos deteriorando más", ha concluido.

Diego Romero, de la Plataforma Zona Norte, ha sido muy crítico con la situación que vive la comarca de Antequera respecto a la sanidad pública que, a su parecer, está "muy deteriorada". En concreto, se ha referido a las listas de espera y también a la falta de personal, lo que atribuye a la "falta de planificación y organización".

Desde la plataforma han vuelto a pedir una reunión con la gerencia del Área Sanitaria Norte de Málaga con el fin de conocer las inversiones que se van a realizar en el distrito, las contrataciones que se piensan hacer en verano y trasladarle ciertas reivindicaciones como la recogida de firmas que se está llevando a cabo en Alameda para conseguir una atención médica 24 horas, además de una ambulancia permanente en el municipio.

También, han hecho mención a la construcción de un nuevo centro de salud de Villanueva del Rosario. A la espera de conseguir una respuesta, también han solicitado un encuentro con la Delegación de Salud en Málaga.

Además, la plataforma retomará los encuentros con los agentes sociales de la comarca y no descartan realizar una manifestación en Antequera y un encierro en el hospital "con el fin de luchar por la sanidad pública", ha dicho Romero.

Por último, han denunciado la precariedad de las ambulancias ante los incidentes de las últimas semanas. "El SAS tiene que vigilar que la empresa de las ambulancias cumpla con el servicio en condiciones porque no se pueden atender a los enfermos en unas ambulancias que necesitan tantas mejoras", ha concluido.