Un interno de la prisión de Alhaurín de la Torre ha agredido presuntamente a un funcionario a quien, al parecer, ha propinado un puñetazo.

CSIF Málaga en un comunicado ha condenado la agresión. Los hechos ocurrieron este pasado domingo, 31 de julio, cuando, al parecer, un preso del módulo 9 propinó un puñetazo a un trabajador del centro después de que este abriese la puerta de la celda al escuchar golpes. El funcionario tuvo que ser trasladado al hospital para ser atendido por las heridas provocadas.

La Central Sindical ha lamentado "este nuevo ataque a un profesional" y ha criticado "la situación de total abandono que se vive en las prisiones". También ha exigido "más medidas de seguridad" y ha subrayado que "la inactividad del Ministerio del Interior y de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y la falta de personal suponen un gran riesgo para la integridad física de los trabajadores".

Delegados del sindicato han manifestado que, tras hablar con la dirección del centro penitenciario, se ha solicitado el traslado del interno a otra prisión y se ha decidido llevar la agresión al funcionario al juzgado.

De igual modo, han lamentado que "no es la primera situación compleja" que se vive con el interno, "lo que evidencia la asiduidad con la que ocurren episodios violentos y lamentables en Alhaurín de la Torre y la necesidad de que se evalúen con urgencia las medidas de seguridad y de prevención en el centro para evitar que sigan sucediendo".