La Policía Local de Alhaurín de la Torre ha recuperado un loro yaco y lo ha devuelto a la familia que denunció su robo el 19 de mayo pasado. El ave ya se encuentra en su casa, en la urbanización Pinos de Alhaurín, de donde fue sustraída supuestamente, después de que los funcionarios policiales la localizaran este pasado fin de semana en otra vivienda en la barriada rural de Torrealquería.

La nota llamativa del caso es que el animal en cuestión, de nombre Willy y de color gris con cola roja, llamaba frecuentemente por su nombre a la joven hija de la familia propietaria, llamada Amanda, según relataron varios testigos, algo que a la postre ha resultado decisivo para su localización e identificación por parte de los agentes. El alcalde, Joaquín Villanova, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Pablo Montesinos, han querido felicitar públicamente al cuerpo policial y a los agentes que llevaron a cabo esta esta actuación.

La colaboración ciudadana y las declaraciones de varios testigos, así como la movilización de la propia familia afectada, también han resultado claves para la resolución. De hecho, fueron estas llamadas las que pusieron sobre la pista final a los funcionarios, quienes se desplazaron hasta Torrealquería y pudieron dar finalmente con la vivienda en cuestión en la que se encontraba.

A partir de ahora, las diligencias oportunas serán llevadas a cabo por el Puesto Principal de la Guardia Civil.

Esta especie, también llamada loro gris, puede alcanzar un valor considerable en el mercado por su elevada inteligencia, su memoria y su capacidad para recordar y repetir las palabras. No obstante, los legítimos propietarios se han mostrado muy agradecidos a la Policía Local por el incalculable valor sentimental que tenía por los muchos años que llevaba junto a ellos.