El delegado territorial de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Fernando Fernández Tapia-Ruano, va a firmar en las próximas semanas el contrato de las obras complementarias de equipamiento y vertido de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del Bajo Guadalhorce situada en Pizarra.

Las obras, que suponen una inversión de 631.000 euros, con una duración de seis meses, "permitirán aumentar la capacidad de esta EDAR, que agrupa el tratamiento de las aguas residuales de tres municipios, Álora, Coín y Pizarra", según ha explicado Fernando Fernández Tapia-Ruano, que ha visitado las instalaciones junto al gerente del Consorcio de Aguas de la Diputación de Málaga, Luis Díaz, y el jefe de Servicio de Infraestructuras del Agua de la Junta de Andalucía, Lope López.

Fernando Fernández Tapia-Ruano ha recordado que "el actual Gobierno de la Junta de Andalucía fue el que concluyó las obras del proyecto de la EDAR del Bajo Guadalhorce, entregándola a los ayuntamientos correspondientes a finales del año 2020".

La EDAR del Bajo Guadalhorce depura las aguas residuales de Álora, Coín y Pizarra antes de devolverlas al río Guadalhorce cumpliendo las exigencias de la Directiva 271/91/CEE sobre tratamiento de aguas residuales urbanas. El proyecto incluye tres líneas de tratamiento biológico, de las que se ejecutaron los sistemas electromecánicos necesarios para el funcionamiento de dos de ellas.

La Junta entregó la depuradora hace dos años. L.O.

Fernández Tapia-Ruano ha explicado que "las obras que se van a acometer ahora son imprescindibles, ya que la instalación está operando al límite de su capacidad", por lo que es necesario dotar de equipos electromecánicos a la tercera línea del tratamiento biológico, al igual que realizar otras obras complementarias.

La actuación permitirá la instalación de grupos electrógenos en cada estación bombeo de los colectores de cada municipio asociados a la EDAR del Bajo Guadalhorce, y otro grupo electrógeno en la misma EDAR, que posibilitará el pretratamiento de las aguas ante averías por fallo eléctrico. Además se renovarán los equipos de telecontrol.

Fernández Tapia-Ruano ha anunciado que próximamente se contratarán también las obras de depuración y saneamiento de las depuradoras de los municipios de Almogía, Valle de Abdalajís, Almargen, Cuevas Bajas y el colector de Zalea, con una inversión prevista de casi 13,7 millones de euros.

"Hemos impulsado 300 obras de interés general de la Comunidad Autónoma, desbloqueando grandes proyectos pendientes, como es el caso de la EDAR Málaga Norte", ha añadido Tapia-Ruano. Además, ha informado de que en 2023 la Junta de Andalucía va a finalizar la redacción de una treintena de proyectos de depuración que "servirán de base para continuar el ritmo inversor promovido por este Gobierno".

El delegado ha añadido que la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural "va a auxiliar económicamente al Estado para financiar el 50 % de la actuación de saneamiento y depuración de los municipios de la cuenca del río Guadiaro, una intervención que es de competencia estatal", y ha insistido en "la solicitud de la consejera, Carmen Crespo, de ampliar los fondos Next Generation con el objetivo de destinarlos a la depuración específica en poblaciones de menos de 5.000 habitantes".