La Fundación EDAU, para personas con Trastorno del Espectro del Autismo y sus familias, y la Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer y otras demencias de Antequera y comarca (AFEDAC), están ultimando los detalles para instalar de forma inminente sus nuevas sedes en el Centro de Estancia Diurna.

En concreto, EDAU espera poder ocupar el espacio en las próximas semanas y AFEDAC tiene previsto hacerlo antes de final de año. Ambas asociaciones gestionarán y compartirán las instalaciones, anexas al Hospital de Antequera, que fueron cedidas por el Ayuntamiento durante 15 años, que podrán ser ampliados hasta los 30.

A EDAU le corresponden las dos terceras partes del espacio, unos 800 metros cuadrados, que incluirán un centro educativo, una unidad de día para adultos, así como un gabinete psicoterapéutico para menores. Seis aulas, un comedor y una sala de multideporte, mientras que en sus actuales instalaciones del Polígono Industrial mantendrán el centro de atención temprana.

Gracias a la amplitud de las instalaciones, podrán aumentar el número de plazas y reducir las listas de espera para atender así a más niños. «Estamos agotados tras un verano intenso, pero ilusionados, con nuevos retos y programas, con un centro a la altura de las personas que atendemos y un sin fin de ideas que dan forma a un proyecto en el que la calidad de vida es el único destino», han expresado desde la Fundación.

En cuanto a AFEDAC, la asociación trasladará en su totalidad su sede ubicada en la Ronda Intermedia para llevar a cabo de forma más cómoda y eficiente el taller de psicoestimulación a usuarios afectados por alzheimer, los cursos de formación para socios y personas interesadas en formarse al respecto y los grupos de autoayuda para familiares.

Gran parte del nuevo mobiliario con el que equiparán la sede ha sido donado por varias entidades de la ciudad, también renovarán los equipos informáticos y las instalaciones de aire acondicionado, por lo que están esperando terminar los últimos trámites para su traslado y culminar así un sueño que ha estado siendo apoyado por miles de personas desde que se echaron a las calles en 2019.

Tras más de una década desde su construcción, años perdidos en la maraña política, la paralización de los trámites administrativos provocados por la pandemia, un periplo de decisiones complicadas y las múltiples reivindicaciones de apertura, por fin el Centro de Estancia Diurna de Antequera entrará en funcionamiento en su totalidad esta temporada de otoño y atenderá las necesidades y demandas de unas 150 personas de Antequera y su comarca, desbloqueando así una demanda histórica que servirá de ejemplo y podrá llegar a ser todo un referente en la región andaluza.