El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Casabermeja, Pedro Hernández, anunció ayer la ruptura del pacto de gobierno firmado con el PSOE «por la pérdida absoluta de confianza en el alcalde socialista».

«Han sido muchos los casos de falta de comunicación y transparencia por parte del equipo socialista del alcalde hacia el grupo popular y hacia los vecinos de Casabermeja», resaltó, poniendo de ejemplo «el asunto de las casas de madera, del cementerio o el uso de información municipal para facilitar gestiones privadas».

Así, señaló la Planta de Asfalto en PP1-Cabrera como «el detonante» de esta ruptura, asegurando que «el PSOE ha ocultado el proyecto a nosotros, sus socios de gobierno; a la oposición; y, lo más grave, a todo el municipio».

«Han actuado para dejar maniatados y sin capacidad de reacción a todos aquellos que pudieran oponerse a este despropósito», insistió, acompañado por el coordinador general del PP de Málaga, Cristóbal Ortega.

Sobre este proyecto, señaló que «es un proyecto totalmente meditado en su tramitación que mina el desarrollo de Casabermeja, condiciona su futuro y perjudica el tejido empresarial del municipio», detallando que, con este proyecto, «solo gana el interés privado y pierden todos los vecinos».

Así, Hernández reiteró que el grupo popular «abandona este gobierno por la deslealtad del alcalde en la defensa de los intereses de Casabermeja», afirmando, no obstante, que «nosotros seguiremos trabajando, desde la oposición, para parar la atrocidad que supone la implantación de esta planta para nuestro municipio».

Al respecto, afirmó que, «a pesar de que la legislatura ha arrojado objetivos muy alejados a los que previamente se habían pactado, el grupo popular se ha caracterizado por desarrollar un trabajo incansable para mejorar el municipio en todos los aspectos», precisando que «ha puesto en valor lo rural y la empleabilidad».

«Hemos trabajado con la transparencia más absoluta, sin distinguir entre ciudadanos de uno u otro signo político, y desechando el clientelismo», subrayó Hernández, indicando que, en contraposición, «la acción del PSOE ha sido un cúmulo de casos de irregularidades para beneficio de sus propios intereses».

Por su parte, Ortega afirmó que «es imposible gobernar en coalición en cualquier municipio si no se cuenta con la colaboración del socio», señalando que «a los socios hay que saber integrarlos para que apoyen los proyectos con total transparencia».

«El detonante ha sido esta planta de asfalto, pero la falta de confianza venía de antes», añadió y destacó que, ahora, la formación popular «va a seguir velando por los intereses de los ciudadanos de Casabermeja desde la oposición», concluyó.