La XIV edición de la tradicional Feria del Jamón de Campillos ha vuelto a consolidar su éxito tras su celebración durante el fin de semana. El parque José María Hinojosa fue el epicentro de medio centenar de empresas del sector de la alimentación y, especialmente, relacionadas con el jamón y con el mundo porcino que no se quisieron perder esta feria gastronómica.

Este encuentro gastronómico, declarado de Singularidad Turística Provincial en el año 2010, se ha conseguido posicionar como un evento de referencia provincial, regional e incluso nacional, que permite a sus visitantes adquirir a precios muy competitivos productos derivados del cerdo de excelente calidad y elaborados de forma artesanal.

Morcillas, chorizos e incluso quesos. Durante la tarde del domingo fueron miles las personas que pudieron degustar y adquirir algunos de estos exquisitos productos, de los que se destaca la calidad y el mimo en su elaboración, siendo el plato principal de la jornada el jamón.

Además de la oferta gastronómica que brindó la feria, con stands de productos porcinos y de la tierra, los visitantes también pudieron disfrutar de un amplio y completo programa turístico y sociocultural que incluyó actuaciones musicales con las que se amenizó el encuentro durante todo el día y un tren turístico gratuito que recorrió las calles del municipio ofreciendo una visita guiada por los lugares más emblemáticos.

Con el fin de diversificar la celebración, este año la Concejalía de Infancia del Ayuntamiento de Campillos también llevó a cabo, en colaboración con la Asociación de Feriantes de Málaga, un programa de atracciones para el disfrute de los más pequeños, que tuvo lugar a partir del jueves y que se prolongó hasta el domingo por la noche.

Además, el Centro de Interpretación Reserva Natural Lagunas de Campillos permaneció abierto, así como la iglesia Santa María del Reposo, declarada Bien de Interés Cultural en 2004, las casas de las distintas cofradías o el parque multiaventuras de la localidad, dando paso a cientos de visitantes que no quisieron perder la oportunidad de conocer en profundidad la riqueza cultural y lúdica del municipio.

Un año más, Campillos ha vuelto a posicionarse como uno de los ejes gastronómicos más importantes durante el fin de semana, congregando en torno a quince mil personas que no se quisieron perder una de las ferias porcinas referentes a nivel nacional y que supone un valioso ingreso económico dentro del sector de la industria cárnica en España y para el propio municipio de Campillos.