Endesa X y Glaciarr, empresa dedicada al alquiler de espacios para el almacenamiento de productos congelados, han firmado un acuerdo para la instalación de los equipos de refrigeración de una de las mayores naves de alquiler de huecos de palés en frío negativo de España, ubicada en el parque logístico de Fahala de Cártama, en Málaga.

Para ello, Endesa X llevará a cabo el suministro e instalación de una central de refrigeración industrial de dióxido de carbono subcrítico, mediante un arrendamiento operativo de diez años de duración, que posibilitará el mantenimiento de los productos almacenados en los más de 10.600 palés de la planta logística a una temperatura de -25º para su óptima conservación, según han indicado desde Endesa a través de un comunicado.

Asimismo, dentro de las soluciones integrales ofrecidas por Endesa X, la compañía también llevará a cabo labores de mantenimiento preventivo "a fin de verificar el correcto funcionamiento de los equipos y tareas de asistencia técnica para ofrecerles un óptimo servicio durante el arrendamiento de estas instalaciones", han añadido.

Con ello, las nuevas instalaciones de Glaciarr permitirán suplir la falta de espacios logísticos de estas características en Andalucía, dando respuesta a la "demanda creciente" de empresas del entorno que podrán almacenar sus productos en estas naves, próximas a sus centros de actividad, evitando así desplazamientos innecesarios.

Para Davide Ciciliato, director general de Endesa X, "el avance tecnológico de los últimos años en los equipos de frío industrial hace que podamos dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes con un consumo energético más optimizado, lo que además de reducir su demanda de energía, ayuda también a reducir su huella de carbono".

Ciciliato ha insistido en que "casos como Glaciarr son la prueba de la seguridad que tenemos en la máxima eficiencia de las soluciones que implantamos, pues al acompañar a nuestro cliente durante diez años en el mantenimiento previo y la asistencia técnica de los equipos instalados, Glaciarr confía en nosotros para que el funcionamiento esté siempre optimizado, pudiendo incluso anticiparse a futuras averías que puedan poner en riesgo su negocio".

A su juicio, adaptarse a la necesidad energética de los clientes y mantener con ellos relaciones a largo plazo, "asegura que nuestras soluciones van a responder tanto a su necesidad concreta como al buen funcionamiento de las instalaciones".

Esta planta contará con una ubicación "privilegiada" y con unas instalaciones "de última generación", que van a permitir a Glaciarr ofrecer a sus clientes "un servicio de primer nivel con unas condiciones inmejorables por su calidad y situación geográfica".

Esto supondrá "un paso más en la apuesta de futuro de esta sociedad" perteneciente al grupo empresarial Raimundo Rodríguez, "aportando valor a un sector como el agroalimentario, que ha demostrado su fortaleza y capacidad de resiliencia en las etapas más difíciles de nuestra reciente historia", ha señalado Óscar Rodríguez, CEO de la empresa.

Nuevas instalaciones

Estas nuevas instalaciones se ubicarán en el parque logístico Fahala en Cártama, promovido por la sociedad Newddock, que consta de tres edificios con espacio para almacén y oficinas, ubicadas en dos parcelas que ocupan una superficie construida de 57.500 metros cuadrados sobre una superficie total de suelo de 85.000.

Además, se ha convertido "en el nuevo referente inmologístico en la provincia de Málaga", siendo el primer proyecto de Andalucía candidato a la obtención de la certificación medioambiental 'Leed Platinum'.

La nueva nave de almacenamiento de Glaciarr cuenta con una superficie de más de 5.300 metros cuadrados, el equivalente a dos tercios del campo de fútbol La Rosaleda, de los cuales 4.000 corresponden a una cámara con capacidad de almacenaje de frío negativo de hasta 10.600 huecos de palés que serán utilizados por los clientes para el almacenamiento de sus productos antes del reparto final.

Para ello, la instalación contará con una potencia frigorífica total de 627 kilovatios hora, lo que supondrá una potencia por unidad de volumen de 29,54 vatios por metro cúbico.

Además, desde Endesa han añadido que este acuerdo forma parte de las iniciativas desarrolladas por Endesa X para proveer soluciones de última generación a las empresas, mediante la instalación de equipos eficientes adaptados a sus necesidades que ayuden a las empresas a llevar a cabo sus procesos de transición energética, mediante la electrificación del uso de la energía, "promoviendo así la reducción de su huella ecológica".