Las obras de construcción del futuro teatro de Alhaurín de la Torre ya han comenzado. El alcalde, Joaquín Villanova, ha visitado la parcela donde se edifica este equipamiento cultural, que asegura que es la mayor obra de edificación que se ha acometido en el municipio, con una inversión que superará los siete millones de euros.

El alcalde ha explicado que esta obra permitirá incluir a Alhaurín de la Torre en los grandes circuitos de artes escénicas y atraer eventos, funciones, espectáculos y musicales de calidad, al nivel de las grandes ciudades. "Se nos van a abrir muchísimas posibilidades en el mundo de la cultura", ha añadido Villanova, que ha asegurado que Alhaurín tendrá "el teatro que se merece", después de haber recogido este mismo año el galardón de Mejor Pueblo Cultural de Málaga.

Los trabajos en la parcela sobre la que se levantará el edificio, en la avenida Presidente Adolfo Suárez y a la espalda de la Biblioteca Municipal Antonio Garrido Moraga, han comenzado con la retirada de los árboles, que se han trasplantado en el parque de San Joaquín. Posteriormente, se han iniciado los movimientos de tierra previos a la cimentación. Las obras fueron adjudicadas a la unión temporal de empresas formada por Sardalla Española y Herysan 2007, que presentó una oferta de 5,8 millones (7.052.530,98 euros impuestos incluidos).

El plazo de ejecución es de 30 meses y el proyecto contempla también la creación de una gran plaza a modo de manzana cultural, entre el teatro y la biblioteca, y que podrá albergar actos al aire libre. El espacio interior tendrá capacidad para unos de 600 espectadores ya que, aunque contará con 572 butacas, se podrá ampliar con 28 más en la platea.

Las obras tienen un plazo de ejecución de 30 meses. L.O.

"Será uno de los mejores teatros de la provincia", ha insistido Villanova, quien ha añadido que seguirá insistiendo en obtener financiación de la Junta de Andalucía o de otras administraciones para ayudar a sufragar todos los gastos, al tratarse de un proyecto que puede considerarse una deuda histórica con Alhaurín de la Torre.

El proyecto

El diseño del futuro teatro de Alhaurín de la Torre, que responde al proyecto ganador del concurso arquitectónico convocado en 2009, incluye un escenario con una superficie de 300 metros cuadrados y un foso de orquesta, para que pueda acoger todo de tipo de espectáculos teatrales o musicales.

La manzana objeto de edificación consta de una superficie de parcela de 7.757 m2, estando clasificada como Suelo Urbano y calificados como Sistema Local de Equipamiento. Se ubica entre la calle Alcalde Juan Rodríguez Ruiz y la avenida Presidente Adolfo Suárez, junto a la Biblioteca, de forma que el espacio ocupado por el edificio teatral es de 1.875 m2 quedando un espacio libre resultante de 5.218 m2.

La organización del inmueble dentro de la parcela permite dejar un espacio exterior de acceso al teatro muy concentrado que quedará como una gran plaza, con zonas arboladas y de descanso que permite el uso de la misma como espacio público y como teatro al aire libre, que acaba abrigando lateralmente al edificio, con una superficie total de 2.344 m2.

El Teatro de Alhaurín estará presidido por una gran plaza en la zona de acceso. L.O.

Esta plaza se diseña como lugar para el descanso o para la celebración de espectáculos, fiestas o exposiciones, con unas zonas arboladas dando a las calles Manuel Machado y a Alcalde Juan Rodríguez Ruiz, que absorben el desnivel que crea el descenso natural del terreno en la acera con respecto a la cota de la plaza y su acceso por la Avda. Presidente Adolfo Suárez.

El edificio consiste en una construcción de planta baja más una planta según la calle a la que dé acceso, evitando en todo momento la construcción en altura, a excepción de la torre escénica que se levanta como icono y punto de referencia de la parcela. Será un espacio escénico de tipo medio, para un aforo total de 572 personas entre butacas fijas (498) y móviles (74). En la zona posterior de la platea se pueden ampliar hasta 28 butacas más.

El escenario es una superficie de 300 m2 completamente modulable para poder ser registrable mediante trampillas, tiene una embocadura máxima de 14 metros y una altura de boca de 8m. Una plataforma hidráulica configura el foso de orquesta que tiene 2 niveles. La caja escénica cuenta con una altura suficiente para compatibilizar todo tipo de espectáculos, de manera que junto con una concha acústica para los conciertos, esta sala puede usarse con gran versatilidad.