Se busca conejo desaparecido en Parauta. La alcaldesa de la localidad, Katrin Ortega, ha denunciado el presunto robo o "secuestro" de una figura de este animal, que mide más de un metro y que fue vista por última vez en el acceso del pueblo con motivo de la celebración de la Fiesta del Conejo.

Descripción física del conejo: 1,10 metros de estatura, pelaje marrón, ojos negros y de resina. Edad: 13 años. Complexión: corpulento. Fecha y lugar de la desaparición: el 12 de noviembre en el acceso de Parauta. Nombre: Conejo. Otros datos: el ejemplar está sentado.

El Ayuntamiento ha ofrecido una recompensa de 100 euros a quien devuelva el animal. "No perdemos la esperanza", ha asegurado a EFE la alcaldesa, ya que la figura "forma parte del pueblo", pues durante el año está siempre colocada en alguna calle y por la Fiesta del Conejo estaba instalada en la entrada del municipio para dar la bienvenida a todos los visitantes.

El conejo sustraído tenía un "hermano gemelo", otra figura que en el momento de la desaparición estaba en el polideportivo, donde se celebraba la fiesta.

La regidora ha lamentado que este ejemplar se ha haya quedado solo y ha insistido en que el valor del conejo desaparecido no es tanto económico, sino sentimental. "Se puede hacer otro, pero es por el valor sentimental que tiene la figura, ya que nos acompaña desde hace trece años, desde el inicio del festejo", ha dicho.

El conejo de Parauta, en paradero desconocido

La alcaldesa asegura que ha podido tratarse de "un secuestro" perpetrado durante la Fiesta del Conejo, una cita declarada de Singularidad Turística Provincial. No obstante, la regidora cree que el responsable de esta desaparición pudo ser alguien que se enfadara porque a la hora de la salida hubo bastante caravana debido al éxito del evento.

Este pequeño pueblo ubicado en la Serranía de Ronda, de unos 250 habitantes, congregó ese día unas 5.000 personas que se desplazaron en numerosos autobuses y vehículos de particulares.

La edil recuerda que entre los autobuses que llegaron al pueblo había personas de Cádiz, Almería o Granada, por lo que la figura podría estar en cualquier parte de Andalucía.

La fiesta fue todo un éxito, pero la regidora reconoce que el problema fue cuando todos los visitantes quisieron salir al mismo tiempo, sobre las seis de la tarde. "Todos los pueblos tienen una carretera de entrada y otra de salida, pero el nuestro sólo tiene una única carretera para entrar y salir", ha explicado Ortega.

Además, la carretera es estrecha, por lo que hubo momentos de tensión debido a que la gente tuvo que esperar bastante y quizás algún "desaprensivo" decidió llevarse el conejo como represalia.

Tampoco descartan que se trate de una broma, pero lo cierto es que cada día que pasa los vecinos de este municipio pierden un poco más la esperanza de volver a ver a su conejo.

Por el momento se sigue sin pistas, se desconoce si en los hechos hay uno o varios implicados, y de las pesquisas solo se puede concretar que la desaparición se produjo por la noche o casi de madrugada.

El conejo, símbolo de la fiesta local

Los habitantes de Parauta crearon hace unos años esta fiesta para darle un protagonismo especial a los productos de la caza y, especialmente, al conejo, ya que este animal sirvió durante generaciones de sustento para muchas familias.

Hace más setenta años muchos en este pueblo vivían del esparto y la caza furtiva del conejo, ya que la sierra estaba plagada de estos ejemplares, hoy por desgracia ya no.

Durante el festejo se dan a conocer las propiedades de su carne y se ofrecen a los visitantes cientos de degustaciones gratis de arroz con conejo y productos de la tierra.

Pero los visitantes ese día no solo pudieron disfrutar de la gastronomía local, sino también de la singular ruta del Bosque Encantado, en el que hay figuras de hadas, gnomos, duendes y otros personajes de cuento, todo ello entre los bosques de castaños.

Un entorno natural privilegiado en el que sus vecinos esperan que este mes, con la magia de la Navidad, el conejo pueda regresar.