Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Inversión pública

Los grandes ayuntamientos limitan la obra pública ante la falta de adjudicatarias

Benalmádena hace públicas las dificultades para la contratación de nuevas obras como consecuencia de la «incertidumbre económica mundial»

La enorme inflación acumulada durante el presente año y la proximidad de las elecciones condiona los recortes en el capítulo de inversiones de los presupuestos. ÁLEX ZEA

Los grandes ayuntamientos de la provincia limitarán de cara al nuevo año las obras municipales, como consecuencia de la inflación y de la escasez de empresas constructoras que puedan resultar adjudicatarias en los distintos concursos públicos. El ejemplo más sonado es el del Consistorio de la capital, que acaba de dar luz verde a las cuentas de 2023 con una rebaja del 22% en el capítulo de inversiones.

En concreto, de cara a un ejercicio marcado por las elecciones municipales de mayo, Málaga capital dispondrá de 976,8 millones de euros en su presupuesto. Serán 43 millones de euros más que los recogidos en las cuentas de este 2022 y la cantidad más alta desde 2007. Por entonces se rompió la barrera del millar de euros.

El capítulo de inversiones reserva 118,7 millones de euros, que representan esa disminución del 22%, concretamente de 34 millones de euro. Para el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, esta bajada se debe al efecto en los totales municipales del incremento de los gastos por electricidad o combustible, pero también por la rebaja de la recaudación de las plusvalías en unos 18 millones.

La dificultad de licitar y de conseguir adjudicar obra pública da cuenta otro de los grandes municipios de la provincia, como es Benalmádena. Su regidor, Víctor Navas, informaba hace unos días junto al concejal de Vías y Obras, Joaquín Villazón, de esos obstáculos en la contratación municipal «por la incertidumbre económica mundial, que ha provocado un encarecimiento de precios en las materias primas y falta de disponibilidad en los materiales».

«Muchas de las licitaciones se están quedando desiertas por estas circunstancias y otras muchas de las empresas licitadoras no tienen personal cualificado o la garantía de suministro para afrontar los trabajos», justificó Navas. La rehabilitación de los Jardines del Muro en Benalmádena Pueblo, la remodelación de la calle Mozart, los huertos urbanos o varios planes de asfaltado son algunas de las obras recientes «cuya licitación ha quedado desiertas», según explica el alcalde.

Navas ha solicitado «compromiso a los constructores y promotores». Y ha subrayado que todas las obras que se sacan a concurso cuentan «con un suplemento añadido a los costes para compensar la subida de precios de este último años». Ha citado además como ejemplo los planes de asfaltado «que se están licitando ahora y el próximo enero, que tendrán una subida» de casi el 40%.

El Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha optado en estos últimos días por suscribir un crédito de 8 millones de euros para culminar los proyectos principales que tenía marcados para el presente mandato. Así, el regidor, Antonio Moreno Ferrer, y el edil del Área Económica, David Vilches, manifestaban que dicha póliza ha sido posible con la mediación de la entidad financiera Unicaja.

Moreno Ferrer incide en que entre las inversiones que podrán llevarse a cabo destacan «proyectos como el desarrollo urbanístico del Camino de Torrox, tanto en su fase de ejecución como en la fase previa de expropiación de terrenos», por importe total de 1,2 millones de euros, mientras que hay que añadirle otro millón más, «que aporta la Diputación». Y también se destinarán 1,5 millones a las obras del futuro Teatro de Torre del Mar

En Torremolinos, su alcaldesa, Margarita del Cid, ha subrayado que las nuevas cuentas para 2023 están reservadas a «cosas tangibles». Alega que los vecinos podrán encontrar «realidades, inversiones que se van a ejecutar». Asegura que por este motivo las cuentas se han visto muy condicionadas a una serie de proyectos que dependen de fondos Edusi y que, «a pesar de tener un plazo amplio de ejecución, no se habían acometido con celeridad».

Otros ayuntamientos del litoral malagueño, como Estepona o Fuengirola, hacen de la continuidad su principal aval en cuanto a la gestión de sus fondos municipales. Así, el Consistorio esteponero contempla 18,3 millones en inversiones productivas de cara al nuevo año. Y en el caso de Mijas, el pasado verano se aprobó una modificación presupuestaria de alrededor de 50 millones en obras e infraestructuras.

Compartir el artículo

stats